Nuevo fracaso en negociaciones sobre misiles norcoreanos

Las negociaciones fracasaron cuando Corea del Norte reiteró a Estados Unidos que pondrá fin a las exportaciones de misiles a cambio del pago de una compensación económica de mil millones de dólares y concesiones políticas.

12 de Julio de 2000 | 06:04 | EFE
KUALA LUMPUR.- Estados Unidos y Corea del Norte cerraron hoy con un nuevo fracaso la ronda de negociaciones en Kuala Lumpur sobre producción y exportación de misiles, que el régimen de Pyongyang considera vitales para su defensa y una importante fuente de divisas.

Las negociaciones fracasaron cuando Corea del Norte reiteró a Estados Unidos que pondrá fin a las exportaciones de misiles a cambio del pago de una compensación económica de mil millones de dólares y concesiones políticas.

"Hemos aclarado que continuaremos las negociaciones con la condición de que Estado Unidos haga concesiones políticas y económicas por las pérdidas en las que incurriremos en caso de que suspendamos las exportaciones de misiles", señaló al término de la reunión Jang Chan Chong, jefe de la delegación norcoreana.

Jang Chan Chong, director para Estados Unidos del Ministerio de Asuntos Exteriores, precisó que el pago de los mil millones de dólares deberá ser en "metálico" y que de ninguna forma el Gobierno de Pyongyang aceptará que éste se realice a través de la financiación de proyectos de infraestructura.

Estados Unidos, que acusa a Corea del Norte de ser el mayor exportador mundial de misiles y su tecnología, quiere que Pyongyang se comprometa a poner fin a su venta, pero Washington está totalmente en contra de pagar la compensación económica exigida por el régimen comunista norcoreano.

"Los norcoreanos no serán compensados por llegar a un acuerdo para detener unas acciones, que, en primer lugar, no deben llevar a cabo", sentenció el subsecretario de Estado de EE.UU. para la No Proliferación, Robert Eihom, al término de las tres jornadas de reuniones.

La delegación estadounidense apuntó, en un comunicado, que tampoco Washington está dispuesto a hacer concesiones políticas a Corea del Norte, país con el que confía reanudar las negociaciones durante los próximos meses.

Irán y Pakistán son algunos de los países que han adquirido misiles desarrollados por Corea del Norte a partir de la tecnología empleada por la desaparecida Unión Soviética en la fabricación de los "Scud".

Los misiles norcoreanos, cuyas pruebas se efectuaron en agosto de 1998 sobre territorio de Japón causando la alarma en el resto de países de Asia y en Estados Unidos, se calcula que tienen un alcance de unos 1.450 kilómetros.

Dentro de los programas de desarrollo de misiles que lleva a cabo Corea del Norte se incluyen los provistos de cabezas químicas, que Estados Unidos sospecha que en el 2005 pueden estar listos para entrar en funcionamiento.

Este nuevo fracaso en las negociaciones se produjo a pesar del optimismo mostrado tanto por Estados Unidos como por Corea del Norte a lo largo de las reuniones, que comenzaron el lunes en la capital de Malasia sin la tensión que envolvió las otras cuatro reuniones mantenidas desde 1996.

Durante las negociaciones celebradas hace quince meses en Pyongyang, Corea del Norte se negó a cancelar su programa de misiles ante las presiones de Estados Unidos y condicionó las exportaciones al pago de tres anualidades de mil millones de dólares cada una.

El pasado junio Estados Unidos suavizó las sanciones económicas impuestas a Corea del Norte, pero mantiene la prohibición de exportar aquellos materiales que puedan ser de uso militar.

La ronda de negociaciones de Kuala Lumpur se celebró tras la histórica cumbre celebrada a mediados del pasado junio entre los presidentes de Corea del Norte, Kim Jong Il, y de Corea del Sur, Kim Dae-Jung, y durante la cual acordaron trabajar conjuntamente para lograr la reconciliación.

Las dos Coreas libraron una guerra de tres años que concluyó en 1953 sin acuerdo de paz, y desde entonces miles de soldados de los dos bandos, norcoreanos por un lado y surcoreanos y estadounidenses por otro, están desplegados a lo largo de la frontera que comparten.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores