Grave derrame de petróleo en Río Iguazú

Sin embargo, los expertos consideran remota la posibilidad de que la película negra llegue hasta las famosas cataratas, aunque tampoco la descartaron.

18 de Julio de 2000 | 14:44 | AP
RIO DE JANEIRO.- Continuaban hoy afanosamente las tareas para contener la propagación de un derrame de petróleo en el río Iguazú, el peor en 25 años, pero los expertos consideraban remota la posibilidad de que llegara a las famosas cataratas.

A mediodía, la película negra había avanzado 40 kilómetros río abajo a partir de la refinería Getulio Vargas de Araucaria, donde el estallido de una tubería derramó más de 4 millones de litros de crudo en un afluente del río Iguazú.

Los ambientalistas dijeron que su objetivo era impedir que el derrame llegara a Uniao da Vitoria, una ciudad de 70.000 habitantes situada 200 kilómetros río abajo. La ciudad extrae del Iguazú el agua potable.

Además consideraban remota la posibilidad de que el derrame llegara a las cataratas del Iguazú, que están a 650 kilómetros de distancia.

"Me siento muy optimista sobre nuestra capacidad para detener el petróleo antes de que llegue a las cataratas", dijo José Antonio Andreguetto, presidente de la Agencia de Protección Ambiental del estado de Paraná. "Pero no se puede descartar la posibilidad", añadió.

Sin embargo, Andreguetto dijo que el derrame ya había afectado a más de 10.000 residentes del litoral, a los que les aconsejó que no utilizaran el agua del río para regar ni beber. En las márgenes aparecen peces, pájaros y mamíferos muertos embadurnados de petróleo, añadió.

Río arriba de Uniao da Victoria fueron tendidas tres barreras a lo ancho del río, de unos 50 metros. Si no dan resultado les siguen una presa y un embalse, dijo Andreguetto.

Mientras tanto, se cavaban canales de desagüe del agua contaminada y se aspiraba con grandes mangueras la película superficial de crudo.

El organismo ambiental de Paraná dijo que le aplicaría una multa equivalente a 28 millones de dólares a la empresa estatal Petrobras. Su presidente, Henri Phillipe Reichstul, declaró que la compañía aceptaba la plena responsabilidad por el accidente y se volcarían recursos "ilimitados" a la reparación de los perjuicios causados.

"Esto es absoluta negligencia", dijo el ministro de Ambiente José Sarney Filho.

En enero, una tubería subacuática de la refinería Reduc de la compañía se rompió y derramó 1,3 millones de litros en la bahía de Guanabara y una zona protegida aledaña. Los ambientalistas dijeron que se necesitaría una década para que la zona se recuperara.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores