Rusos refuerzan controles para prevenir ataques independentistas

El mando militar ruso justificó estas medidas, exactamente diez meses después del inicio del conflicto en Chechenia el 1 de octubre de 1999, en previsión de una reactivacion de las ofensivas rebeldes.

01 de Agosto de 2000 | 12:13 | EFE
RUSIA.- Los militares rusos reforzaron el martes las medidas de control en el territorio checheno, en especial en Grozny, capital de la república, y en Gudermes (este), cuyos accesos fueron bloqueados el martes, en previsión de ataques masivos de los independentistas.

Los militares justifican esas medidas, exactamente diez meses después del inicio del conflicto en Chechenia, el 1 de octubre de 1999, en previsión de una reactivacion de las ofensivas rebeldes.

Justifican ese temor ante la proximidad del primer aniversario de las incursiones islámicas en Daguestán, que marcaron el inicio de la guerra en el Cáucaso, y del 6 de agosto, fecha en la cual los chechenos lanzaron su ofensiva sobre Grozny en 1996, durante la primera guerra.

El martes, los puntos de control rusos, hicieron imposible todo acceso a Gudermes, este de Chechenia, informó un corresponsal de la agencia rusa Interfax.

Los vehículos que se aproximaban a la ciudad por la ruta principal fueron bloqueados a 15 km. Las personas titulares de permisos de residencia en Gudermes fueron detenidas en los puestos de control, según Interfax, al igual que miembros de la administración civil pro-rusa de Chechenia.

Las autoridades militares rusas declararon que la seguridad fue reforzada desde hace una semana alrededor de la capital, y que sólo los titulares de un permiso de residencia pueden entrar en la ciudad.

El puesto de control de Kavkaz, en el oeste de la república, principal cruce hacia la república vecina de Inguchia, fue cerrado a todos los vehículos civiles, con excepción de los ómnibus.

"Recibimos órdenes" para reforzar la seguridad, declaró un soldado de las tropas de élite del ministerio del Interior, "estamos cansados de registrar a la gente, pero tenemos informaciones precisas sobre la preparación de explosiones similares a las de Argún y Urus-Martan", agregó.

El soldado se refería a los ataques suicidas que dejaron, a principio de julio, 33 muertos en las filas rusas, según fuentes oficiales, principalmente en Argún, al este de Grozny, y en Urus-Martan, al suroeste de la capital.

Según los militares rusos, un millar de combatientes chechenos estarían reagrupados en el este de Chechenia, a lo largo de la frontera con Daguestán, donde estarían planeando un ataque masivo.

Por otro lado, las fuerzas rusas continuaron bombardeando las montañas del sur de Chechenia, donde aseguran que destruyeron cuatro bases rebeldes en 48 horas.

Un portavoz de los independentistas, Movladi Udugov, declaró por teléfono a la AFP que los combates del martes en las localidades de Duba-Iurt y Ulus-Kert (al sur, en el desfiladero de Argún), causaron nueve muertos y veinte heridos en filas rusas, y un herido grave en los rebeldes chechenos. Mientras que las fuentes de información rusas no hicieron ninguna referencia a los incidentes.

Por su parte, la ex-disidente rusa Elena Bonner acusó este martes a Occidente de traicionar los principios de respeto a los derechos humanos que figuran en el Acta final de Helsinki, firmada en agosto de 1975, al dejar a Rusia proseguir la guerra en Chechenia, informó Interfax.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores