EE.UU.: Informe final de catástrofe TWA 800 cuestiona a Boeing

La "causa probable del accidente del vuelo 800 de la TWA fue una explosión del depósito central como resultado de la combustión de la mezcla aire/kerosene en el depósito", indicó el informe de la Oficina Nacional de Seguridad de Transportes estadounidense.

23 de Agosto de 2000 | 21:43 | AFP
WASHINGTON.- El informe final de la investigación sobre la catástrofe del Boeing 747 de la TWA pone en entredicho al constructor aeronáutico Boeing al concluir que un defecto de concepción del depósito central del Jumbo fue el que causó la explosión, según un resumen de las conclusiones publicadas este miércoles por el Buró nacional de la seguridad de transportes (NTSB).

Doscientas treinta personas murieron en la explosión en pleno vuelo del Jumbo Jet, doce minutos después del despegue del aeropuerto Kennedy, el 17 de julio de 1996, frente a las costas de Long Island, cerca de Nueva York.

La "causa probable del accidente del vuelo 800 de la TWA fue una explosión del depósito central como resultado de la combustión de la mezcla aire/kerosene en el depósito", escribe el NTSB.

El informe cita igualmente como "factor" del accidente "la concepción y certificación del Boeing 747 que tiene fuentes de calor situadas debajo del depósito central sin que hayan sido previstos medios de disipar el calor comunicado al depósito central o de volver los vapores de kerosene en el depósito inmunes a las llamas".

Las "fuentes de calor" citadas por la NTSB son los generadores de aire acondicionado situados precisamente debajo del depósito central y que además de enviar aire frío a la cabina de pasajeros, generan una importante masa de calor.

La investigación mostró que esos aparatos contribuyeron en gran parte a calentar la mezcla de aire y vapores de querosene del Boeing 747 de la TWA, la noche del accidente. El avión, con el aire acondicionado en marcha había estado estacionado por largas horas en la pista del aeropuerto, además de haber tenido un atraso de dos horas en su despegue.

Según las pruebas realizadas por los investigadores, la temperatura en el interior del depósito central había podido alcanzar 52 grados centígrados, cuando el nivel de inflamabilidad de la mezcla aire-querosene es de 35 grados.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores