Japón desmiente rumor sobre uso de fuerza contra barcos chinos

El ministro japonés de Asuntos Exteriores, Yohei Kono, rechazó que Tokio estudie represalias por las repetidas ocasiones en que barcos chinos han navegado dentro de las doscientas millas que delimitan las aguas territoriales niponas, como lo han señalado informaciones periodísticas.

29 de Agosto de 2000 | 22:20 | EFE
BEIJING.- El ministro japonés de Asuntos Exteriores, Yohei Kono, desmintió en Beijing que Tokio haya decidido establecer una fuerza naval para hacer frente a las incursiones de barcos chinos en aguas territoriales niponas, aseguró hoy el portavoz del Gobierno chino, Zhu Bangzao.

La fuente agregó que Yohei Kono, que se entrevistó hace dos días con su colega chino, Tang Jiaxuan, rechazó con claridad que Tokio estudie esa represalia de la que había informado recientemente el diario japonés "Mainichi Shimbun".

Japón ha denunciado en repetidas ocasiones que barcos chinos navegan dentro de las doscientas millas que delimitan las aguas territoriales niponas, diecisiete en lo que va de año, lo que ha obligado a Tokio a posponer la concesión de préstamos comerciales a Beijing por valor de 17.200 millones de yenes (unos 160 millones de dólares).

Yohei Kono, que mañana concluye una visita oficial a China para tratar este espinoso asunto y preparar el viaje que hará a Japón el Primer Ministro chino, Zhu Rongji, el próximo mes de octubre, no ha conseguido una respuesta satisfactoria de Beijing al citado contencioso.

Según Tang Jiaxuan, los barcos chinos que navegan por el Mar del Este realizan misiones de investigación, y aún no está clara la frontera marítima entre ambos países.

Yohei Kono, que anoche mantuvo una entrevista protocolaria con el jefe de Estado chino, Jiang Zemin, dijo a su interlocutor "que China es importante para la paz y prosperidad de Asia".

"La cooperación entre China y Japón no sólo es buena para los dos países, sino también para el mantenimiento de la paz mundial", subrayó Yohei Kono.

A pesar de las declaraciones reconciliadoras de ambas partes, que han decidido estudiar un acuerdo aceptable para zanjar el asunto de la frontera en el Mar del Este de China, la tensión es palpable y no se espera que ambas naciones superen a corto plazo sus diferencias.

China todavía no ha olvidado los estragos cometidos aquí por las tropas niponas durante la Segunda Guerra Mundial, y mira con recelo el tratado nipón-estadounidense, conocido como Escenario de Defensa Balística, con el que el Pentágono estudia cubrir con un "paraguas antimisiles" Taiwán y Japón.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores