Brasileños votaron con normalidad en municipales

Las alcaldías de las dos principales ciudades en disputa, Sao Paulo y Río de Janeiro, decidirán quién será su nuevo burgomaestre en segunda vuelta el 29 de octubre, según los primeros resultados recogidos a boca de urna por el Instituto Brasileño de Opinión y Sondeos (IBOPE).

01 de Octubre de 2000 | 18:05 | AFP
SAO PAULO.- Los brasileños votaron con normalidad en las elecciones municipales de este domingo, en las que se espera un fortalecimiento de la izquierda y que sirvieron para posicionar a los principales partidos hacia las elecciones generales de 2002.

Ciento ocho millones de brasileños fueron convocados a renovar 5.559 alcaldías y elegir 57.316 concejales en 26 estados del país, cargos a los que concurren 397.347 candidatos.

Las alcaldías de las dos principales ciudades en disputa, Sao Paulo y Río de Janeiro, decidirán quién será su nuevo burgomaestre en segunda vuelta el 29 de octubre, según los primeros resultados recogidos a boca de urna por el Instituto Brasileño de Opinión y Sondeos (IBOPE).

En Sao Paulo, la candidata del opositor Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), la psicóloga y consejera sexual de 55 años Marta Suplicy, obtuvo el 40% de los sufragios, según la encuesta.

Suplicy competirá en segunda vuelta con uno de sus dos más cercanos competidores, empatados a 16%: el conservador Paulo Maluf, del Partido Progresista Brasileño (PPB), y el médico Geraldo Alkmin, del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB).

En Río de Janeiro pasarían a segunda vuelta el actual alcalde Luiz Paulo Conde, del PFL (principal partido en la coalición que apoya al gubernamental PSDB), con 39%, y la candidata del PT Benedita da Silva, con 22%.

El IBOPE informó que, a nivel nacional, el PT lidera las elecciones en 18 de las 74 ciudades consultadas por este instituto, en encuestas efectuadas poco antes de la elección, lo que supone un 25% del total.

Le siguen el gubernamental PSDB con 12% y tras este el conservador PFL, con 9%. Estos no son la totalidad de municipios del país, sino sólo ciudades principales.

El Tribunal Superior Electoral (TSE) informó, por otra parte, que la elección transcurrió normalmente, con apenas algunos problemas localizados.

Unas 2.229 urnas electrónicas (0,7% del total) presentaron problemas y tuvieron que ser sustituidas por voto manual, en las que fueron las primeras elecciones totalmente automatizadas en el país y consideradas una prueba de fuego para el sistema electrónico.

Las fuerzas de seguridad intervinieron en tres disturbios aislados en varios estados, informó el TSE, y se produjeron centenares de detenciones preventivas de electores que hacían campaña, lo cual es permitido por la ley, pero a 50 metros de los colegios y de manera individual.

El cierre de la campaña se vivió con algunos incidentes violentos y al menos tres personas murieron en varios enfrentamientos el sábado: una candidata a concejal y un elector en el céntrico Estado de Bahía y un agricultor en una sede de un partido en el sureño estado de Río Grande do Sul, informó la prensa local.

Los principales partidos recurrieron a sus líderes para animar la votación, dejando claro que la batalla ahora se encamina hacia el 2002.

El augurado fortalecimiento de la izquierda, especialmente del PT, animó a su líder y favorito para las presidenciales del 2002 en las encuestas de intención de voto, Luiz Inácio "Lula" da Silva, a declarar que "el PT está en el camino correcto y, en una o dos elecciones más, deberá llegar al poder con victoria en los principales gobiernos (regionales) y la presidencia".

El ministro de Comunicaciones, Pimenta da Veiga, afirmó que ampara un buen resultado del gubernamental PSDB gracias a la "popularidad ascendente" del Presidente, Fernando Henrique Cardoso, que votó en Sao Paulo poco antes del cierre.

Un 80% de los actuales alcaldes aspiran a renovar sus mandatos, en las primeras municipales que permiten la reelección después de que ésta fuera aprobada y permitiera a Cardoso ser elegido para un segundo mandato en 1998.

"La reelección está siendo consagrada en esta elección municipal porque hay una inclinación muy fuerte del electorado para mantener a los alcaldes que obtuvieron un buen desempeño", destacó Cardoso.

Los temas que han centrado la atención de la elección municipal son los que se consideran problemas acuciantes del país, principalmente en las grandes ciudades, como la lucha contra la violencia y la corrupción, así como educación, salud y empleo.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores