Montesinos espera proceso democratizador en Perú

El ex asesor presidencial en asuntos de inteligencia, Vladimiro Montesinos, aseguró hoy que regresó a Perú para vivir en paz, sin participar en política, y a contribuir a que el proceso de democratización se acelere.

24 de Octubre de 2000 | 21:21 | NTX/ORBE
LIMA.- El ex asesor presidencial en asuntos de inteligencia, Vladimiro Montesinos, aseguró hoy que regresó a Perú para vivir en paz, sin participar en política, y a contribuir a que el proceso de democratización se acelere.

En declaraciones telefónicas a Radio Programas de Perú, el ex jefe de inteligencia manifestó sus deseos de que Perú continúe por el camino que se ha trazado y que todos los ciudadanos logren vivir en paz.

"A eso me voy a dedicar, a vivir en paz y estar alejado de la política y de la función pública. Mi objetivo exclusivamente es dedicarme a mi profesión de abogado", añadió.

Montesinos, quien detonó la actual crisis política al divulgarse en septiembre pasado un video en el que aparece sobornando a un legislador opositor, retornó el lunes pasado a Perú desde Panamá, donde buscó asilo político hace un mes.

El polémico ex asesor presidencial aseguró que retornó a Perú al quedar sin concretarse su pedido de asilo en Panamá y ante la amenaza de ser víctima de un atentado por parte de grupos armados peruanos.

Montesinos aseguró que su regreso al país obedece a razones de seguridad, pues durante 10 años estuvo dedicado a la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico.

El ex jefe del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) expresó que "en ese entendido mi vida corría un serio peligro frente a estas organizaciones criminales" a las que había combatido.

Afirmó que desde ese punto de vista el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), César Gaviria, y otros personeros de América Latina lo consideraron conveniente.

Montesinos, acusado por la oposición de corrupción, violación de derechos humanos y amenaza contra la democracia peruana, aseveró que grupos terroristas y de narcotraficantes habían llegado a Panamá "no sólo para hacerme un seguimiento, sino atentar contra mi vida".

Indicó que al haber cumplido los 30 días de permanencia en la nación centroamericana sin haber logrado el estatus de asilado, se vio obligado a retornar a Perú, con el apoyo del propio presidente Alberto Fujimori.

Explicó que el embajador peruano en Panamá, Alfredo Ross, se encargó de contratar un avión privado y diseñar la ruta del vuelo, y que la coordinación para su retorno estuvo a cargo del mismo Fujimori.

Indicó que el mandatario peruano dispuso su regreso desde Guayaquil, Ecuador, donde hizo una escala técnica, hacia la base aérea de Pisco, en el vecino departamento sureño de Ica.

"Que quede bien claro que ese fue el motivo por el cual he regresado y no, como se viene diciendo, para crear desestabilización del país o atentar contra la democracia. Eso está lejos de mi memoria", declaró.

Señaló que abandonó este país debido a que su presencia se había convertido en un motivo de conflicto para el proceso de desactivación del Servicio de Inteligencia Nacional, que se había constituido en un eficaz aparato de control político.

"He considerado que mi permanencia podría significar un obstáculo y con esta medida dejaba en absoluta libertad a quien estuviera a cargo de dicha desactivación", indicó.

Fujimori anunció el 16 de septiembre pasado la desactivación del SIN, entre otras medidas, dos días después de la divulgación del video en que Montesinos aparece entregando 15 mil dólares al legislador opositor Alberto Kouri.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores