Parlamento mexicano estudiará soluciones para el conflicto de Chiapas

El proyecto de ley enviado por el nuevo Presidente mexicano, que renueva un acuerdo ya firmado con el EZLN en 1996 que nunca entró en vigor, lo recibirá la mesa directiva del Senado, que lo enviará a una de sus comisiones para su primer estudio, para después pasar al pleno para su votación y de allí a la Cámara de Diputados.

05 de Diciembre de 2000 | 07:12 |
CIUDAD DE MEXICO.- El Congreso mexicano comenzará a tramitar este martes un proyecto de ley del nuevo Presidente de México, Vicente Fox, que servirá de soporte para las negociaciones de paz con la guerrilla zapatista.

Durante la campaña y en su discurso de toma de posesión, el nuevo Mandatario prometió entregar en el primer día de sesiones del Congreso una iniciativa de ley para desbloquear el conflicto con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). El proyecto, que renueva un acuerdo ya firmado con el EZLN en 1996 que nunca entró en vigor, lo recibirá la mesa directiva del Senado, que lo enviará a una de sus comisiones para su primer estudio, después pasará al pleno para su votación y de allí a la Cámara de Diputados.

Fox ha llegado al poder decidido a dar pasos concretos en la búsqueda de la paz y el mismo día de su toma de posesión ordenó el repliegue del Ejército mexicano de las zona de conflicto en Chiapas y retiró los puntos de revisión en los accesos a la zona de influencia de la guerrilla. La iniciativa de ley que presentará el Gobierno al Congreso tiene como base una propuesta que presentó hace cuatro años la Comisión Legislativa de Concordia y Pacificación (Cocopa), instancia legislativa creada al amparo de la Ley para el Diálogo y la Paz en Chiapas, para traducir en reformas legales los acuerdos de San Andrés.

El Gobierno y la guerrilla firmaron en febrero de 1996 el Acuerdo sobre Derechos y Cultura Indígena, el primero de una serie de temas previstos, en la comunidad de San Andrés Larráinzar, estado de Chiapas, que garantizaban la autonomía para los 10 millones de indígenas en México.

El proceso de negociaciones entre el gobierno y el EZLN se estancó en septiembre de 1996 después de que la guerrilla se levantara de la mesa por considerar que las autoridades no mostraban voluntad política para cumplir los acuerdos de San Andrés.

Para desbloquear el conflicto, la Cocopa presentó una iniciativa de reformas a la Constitución que reconocía la autodeterminación de los pueblos indígenas y sus formas de Gobierno particularmente de los llamados "usos y costumbres".

Dicha iniciativa, que introducía cambios en la Constitución y en las leyes ordinarias, recibió el visto bueno del EZLN, pero fue rechazado por el presidente Ernesto Zedillo por considerar que se ponía en riesgo la soberanía del país. En diciembre de 1996, el Gobierno hizo pública una lista de 27 objeciones al texto, que supuestamente ponía en riesgo la unidad territorial, aunque el EZLN advirtió que no estaba dispuesta a aceptar cambio alguno a ese texto.

Desde ese año, el proceso de negociaciones se mantuvo estancado hasta el pasado sábado, cuando el líder del EZLN, el "subcomandante Marcos", anunció la disposición de la guerrilla para restablecer el proceso de negociaciones, "siempre y cuando el Gobierno cumpla con las demandas que frenaron el diálogo".

Marcos anunció también que en febrero del año próximo viajará con los dirigentes del EZLN a la capital mexicana para defender y promover ante el Congreso la propuesta de la Cocopa. Por su parte, los legisladores de los Partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) manifestaron su optimismo por la aprobación de esta ley que pretende solucionar el conflicto armado que surgió el 1 de enero de 1994.

El proceso de discusión de la Ley que enviará mañana Fox al Congreso se puede demorar meses, debido al trámite obligatorio y a que ningún partido cuenta con mayoría suficiente en el Congreso.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores