Armas con uranio emprobrecido: La OTAN no tiene nada que ocultar

El secretario general de la Alianza Atlántica, George Robertson, descartó este miércoles que los proyectiles con uranio emprobrecido lanzados por la OTAN en la guerra en la ex Yugoslavia, causen algún tipo de daño permamente entre la población.

10 de Enero de 2001 | 11:03 | ANSA
BRUSELAS.- La OTAN "no tiene nada que esconder" sobre las armas de uranio empobrecido y "hará todo lo posible para que las poblaciones" de Yugoslavia y Bosnia estén seguras que los proyectiles no causaron "daños duraderos para la gente y para la región", afirmó este miércoles el secretario general de la alianza, George Robertson.

El funcionario formuló declaraciones al concluir un encuentro con el canciller yugoslavo Goran Svilonovic en el cuartel general de la Organización del tratado del Atlántico norte, en Bruselas.

Robertson y Svilanovic concordaron un completo intercambio de informaciones entre OTAN y autoridades yugoslavas sobre la cuestión de las municiones de uranio empobrecido lanzadas sobre Yugoslavia durante el conflicato de los Balcanes.

En tanto, las tropas de Estados Unidos destacadas en Alemania admitieron que en el pasado hubo al menos dos accidentes con el uso de uranio empobrecido durante ejercitaciones en una base estadounidense en Baviera. En abierta divergencia con lo afirmado ayer en Heidelberg por un vocero del cuartel general de las fuerzas norteamericanas en Europa -según el cual el ejército estadounidense nunca habría utilizado armamento de uranio empobrecido en maniobras en Alemania- hoy se supo que en 1987, en la base de Grafenwoehr (Baviera), por error habían sido disparados proyectiles de uranio empobrecido.

En declaraciones a una agencia de prensa, un vocero del mismo cuartel general norteamericano en Heidelberg agregó que un año más tarde un tanque con municiones de uranio empobrecido se había incendiado.

En ambos casos, subrayó el vocero Michael Maldermann, el armamento de uranio había sido cargado por error en los tanques. Tras el accidente de 1987 los proyectiles disparados junto al terreno afectado habían sido removidos inmediatamente y enviados a Estados Unidos para exámenes de laboratorio que no habían verificado fugas radioactivas.

Tampoco en el incendio del tanque de 1988 se habían liberado radiaciones, agregó el vocero. Confirmó que las municiones de uranio están presentes en Alemania sólo para emergencias, "pero por razones de seguridad no decimos donde se encuentran".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores