Nueva masacre deja 10 muertos en Colombia

"Grupos que no han sido identificados abrieron fuego contra 17 personas que se encontraban en el sitio Los Pozos, municipio de Hato Nuevo. Hasta el momento hay 10 muertos y siete personas resultaron heridas", dijo el capitán Jorge Flores, vocero de prensa del Ejército colombiano.

28 de Enero de 2001 | 18:41 | AP
BOGOTA.- Al menos diez personas murieron este domingo cuando un grupo de hombres armados les disparó a quemarropa con pistolas y escopetas en el noreste del país, informó el Ejército.

"Grupos que no han sido identificados abrieron fuego contra 17 personas que se encontraban en el sitio Los Pozos, municipio de Hato Nuevo. Hasta el momento hay 10 muertos y siete personas resultaron heridas", dijo el capitán Jorge Flores, vocero de prensa del Ejército.

Unidades militares buscan a los autores de esta nueva masacre, quienes habrían huido minutos después de perpetrar el ataque, según versiones de testigos del lugar ubicado a 720 kilómetros al noreste de Bogotá. Este mes han muerto más de 170 personas en masacres, la mayoría cometidas por paramilitares.

El gobierno anunció la semana pasada la creación de una brigada móvil de unos 1.500 hombres que intentará frenar estos crímenes masivos en momentos que se levantan acusaciones sobre la falta de prevención de los militares en el tema.

Actualmente, las Fuerzas Armadas abrieron una investigación para determinar si hubo negligencia a la hora de prevenir otra masacre que este mes cobró 26 vidas, confirmó el Ejército.

La investigación se produce a raíz de acusaciones que indican que la Infantería de Marina, que es responsable por la seguridad del área donde un escuadrón paramilitar asesinó a los campesinos del pueblo de Chengue, no hizo nada para prevenir el ataque, a pesar que el gobierno fue advertido de esa posibilidad.

"Lo que se está viendo es si hubo negligencia de su parte, o si no actuaron lo suficientemente pronto o si no hicieron lo suficientes para prevenir el ataque", dijo Flores. La Fiscalía también abrió una investigación paralela.

Flores aseguró que no se intenta probar si las tropas oficiales tenían vínculos con los paramilitares que cometieron la masacre. Al menos 50 paramilitares atacaron el poblado de Chengue el 17 de enero, a unos 600 kilómetros al noroeste de Bogotá. Las casas del pueblo fueron quemadas y 26 campesinos asesinados con armas de fuego y machetes.

Después de la masacre los campesinos iniciaron un éxodo de su hogares que quedaron convertidos en una zona de guerra. La AP confirmó y publicó el 20 de enero que los habitantes de Chengue habían enviado en octubre una carta al gobierno (tres meses antes del ataque) pidiendo protección ante la presencia de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

El 1 de diciembre en una respuesta a los habitantes de Chengue, la I Brigada de Infantería de Marina aseguró que no tenía las tropas suficientes para proteger toda el área que estaba bajo amenaza de las guerrillas y los paramilitares.

Las autoridades dijeron que la masacre había sido dirigida por la comandante Beatriz de las AUC, quien se habría integrado a los paramilitares tras desertar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el principal grupo insurgente del país.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores