Canciller alemán pide a Bush claridad sobre sistema de Defensa Nacional de Misiles

En un discurso pronunciado hoy en la Conferencia de Seguridad de Munich, el canciller germano Gerhard Schroeder invitó a los estadounidenses a analizar los efectos que podría tener una especie de escudo espacial que pretende crear Estados Unidos para defenderse contra los misiles de naciones como China y Rusia.

03 de Febrero de 2001 | 09:11 | DPA
BERLIN.- El canciller alemán, Gerhard Schroeder, reclamó hoy al nuevo gobierno estadounidense un "intenso intercambio de opiniones" y "mayor claridad" sobre el sistema de Defensa Nacional de Misiles (NMD).

En un discurso pronunciado hoy en la Conferencia de Seguridad de Munich, a la que también asiste el nuevo secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, Schroeder advirtió a la administración del presidente George W. Bush de la adopción de decisiones "precipitadas".

Para el jefe de gobierno alemán, hay demasiadas interrogantes abiertas, que conciernen tanto cuestiones tecnológicas como las amenazas que supuestamente conjuraría.

El canciller alemán invitó a los estadounidenses a analizar, primero, los efectos que podría tener el NMD -una especie de escudo espacial que pretende crear Estados Unidos para defenderse contra los misiles de naciones que define como "estados gamberros"- sobre las relaciones con China y Rusia.

Según Schroeder, ello requiere "un diálogo lleno de confianza" entre Estados Unidos y sus aliados. "Se qué no será un asunto fácil, pero me parece muy importante", dijo Schroeder, que al mismo tiempo subrayó que las relaciones transatlánticas no se definen por el NMD. El sistema "no es el único asunto de interés para las relaciones germano-estadounidenses", manifestó.

Mientras, expertos de Defensa estadounidenses rechazaron hoy los recelos europeos contra el NMD.

El senador republicano John McCain afirmó que el NMD incrementaría la seguridad no sólo de Estados Unidos, sino también la de sus amigos y aliados.

A criterio del político norteamericano, es mucho más probable que Irak desarrolle primero armas de destrucción masiva de corto que de largo alcance. McCain subrayó que ello implica un potencial de riesgo mucho mayor para Europa que para Estados Unidos.

Dimitri Rogozin, presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Duma, la cámara baja del Parlamento ruso, explicó que Rusia se opone al NMD y pretende mantener en pie el Tratado ABM que firmaron Estados Unidos y la Unión Soviética en 1972.

Rogozin declaró que el peligro del futuro hay que buscarlo en las "bombas-maletín" de extremistas y no tanto en los misiles de presuntos "Estados gamberros".

McCain replicó que la existencia de este tipo de riesgos no debe privar a Estados Unidos de crear NMD para defenderse contra un peligro muy determinado.

El ex secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger también hizo una encendida defensa del NMD. "Ningún país nos puede exhortar a permanecer absolutamente vulnerable", opinó. A la vez, Kissinger dijo tomar muy en serio las preocupaciones de países como China o Rusia. Sin embargo, subrayó que el NMD no está dirigido contra estos países, sino únicamente contra los "estados gamberros".

Al igual que Schroeder, el senador demócrata Joseph I. Liebermann abogó también por un diálogo sobre el NMD. "La pregunta no es sí tendremos o no un sistema de Defensa de Misiles, sino cuándo y cómo", declaró.

El jefe del grupo parlamentario conservador en el Parlamento alemán, el cristiano demócrata Friedrich Merz, declaró que un visto bueno alemán al NMD sólo es concebible si Estados Unidos implica desde el principio a Europa en el proceso de toma de decisión.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores