Denuncuia de espionaje polical ecuatoriano preocupa al gobierno

El ministro de defensa ecuatoriano afirmó que si la denuncia resulta cierta, sería "un atentado a la seguridad nacional, porque todo lo que tiene que ver con las labores de inteligencia están relacionadas con las actividades de Fuerzas Armadas" respecto a la defensa nacional.

14 de Febrero de 2001 | 23:13 | EFE
QUITO.- La denuncia de un supuesto espionaje policial al Ejército de Ecuador, presentada hoy por el diputado Carlos González, generó la preocupación del ministro de Defensa, Hugo Unda, quien demandó una investigación sobre el asunto.

El ministro afirmó que si la denuncia resulta cierta, sería "un atentado a la seguridad nacional, porque todo lo que tiene que ver con las labores de inteligencia están relacionadas con las actividades de Fuerzas Armadas" respecto a la defensa nacional.

Según la denuncia de González, el sistema de "escuchas" se produjo en 1999 cuando las fuerzas militares investigaban el secuestro de varios técnicos petroleros en la Amazonía.

El diputado presentó documentos gráficos y escritos que confirmarían su versión de que la Unidad Antisecuestros de la Policía "pinchó" dos líneas telefónicas de la Brigada de Selva "Rayo", acantonada en la provincia amazónica de Sucumbíos.

Explicó que la detección del sistema de espionaje fue realizado por los propios militares que habrían descubierto "los cables conectados por la Policía Nacional a la línea telefónica del grupo de inteligencia 'Rayo"' del Ejército de Sucumbíos.

Agregó que una de las líneas intervenidas era utilizada para el cruce de informaciones secretas del Ejército, por lo que este supuesto espionaje podría atentar contra la seguridad interna del país, además de que violaría la libertad constitucionalidad de confidencialidad en las comunicaciones.

Pero el escándalo se agravó hoy, porque, cuando González hacía su denuncia en la sala de prensa del Congreso, un miembro de los cuerpos de seguridad de la Policía, "se infiltró" entre los periodistas para grabar las acusaciones del legislador.

Tras ser descubierto, el agente secreto buscó refugio en la oficina de la división de "Escolta Legislativa" que confirmó que se trataba de una pesquisa policial que tenía como orden grabar la rueda de prensa de González.

Por su parte, el comandante general de Policía, Mario Cevallos, solicitó toda la documentación sobre la denuncia para comenzar una investigación exhaustiva.
Cevallos se declaró sorprendido por la denuncia de González y dijo que castigará a los posibles responsables del hecho.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores