Incursión de paramilitares deja seis muertos en Colombia

Envueltos en un lucha con las FARC por quién controla el territorio colombiano, este viernes una incursión de las Autodefensa Unidas de Colombia (AUC) dejó al menos seis personas muertas en el municipio de Caloto, acusados por los efectivos paramilitares de colaborar con sus enemigos guerrilleros.

23 de Febrero de 2001 | 16:51 | EFE
BOGOTA.- Al menos seis campesinos muertos y ocho secuestrados dejó este viernes la incursión de presuntos paramilitares de ultraderecha en el municipio colombiano de Caloto (480 km al suroeste de Bogotá), informó la Policía colombiana.

Según ese informe, los pistoleros llegaron a varias aldeas de Caloto y abrieron fuego contra los labriegos, a los que aparentemente acusaron de ser auxiliadores de los rebeldes izquierdistas.

Los atacantes pintaron letreros alusivos a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que reúnen a los 8.000 paramilitares del país, señalaron por su parte las radioemisoras del departamento de Cauca, donde está Caloto. <

En la localidad también operan los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas)y del Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista). Las FARC (16.500 hombres) están comprometidas en una negociación de paz con el Gobierno.

Las AUC y los insurgentes libran una guerra a muerte en diversas regiones del país, la cual incluye ataques contra labriegos y otros civiles ajenos al conflicto, pero que cada bando percibe como aliado del rival.

El grupo marxista y las AUC sostienen desde el lunes pasado un feroz combate en el municipio de Ituango (500 km al noroeste de Bogotá, en el departamento de Antioquia), con un saldo preliminar de 30 paramilitares abatidos, según las autoridades.

Los grupos en pugna también están aprovisionando a sus combatientes de armamento pesado para continuar la lucha en una zona rural del municipio de Ituango, donde el número total de víctimas superaría el medio centenar, según versiones de los lugareños que están huyendo por decenas hacia regiones más seguras.

Los combates de Ituango y la incursión de Caloto se producen en momentos en que el Gobierno y las FARC examinan el tema del cese al fuego, en el marco de las negociaciones de pacificación que llevan a cabo en una zona desmilitarizada de 42.000 km2 de sur del país.

El grupo guerrillero congeló unilateralmente el diálogo de paz el pasado 14 de noviembre, alegando que las autoridades no combaten de manera eficaz a las AUC, aunque hace dos semanas aceptó retornar a la mesa.

Las conversaciones se reanudaron luego de que el Presidente colombiano, Andrés Pastrana, y el líder de las FARC, Manuel Marulanda, acordaron crear un comité de personalidades que harán recomendaciones sobre la lucha antiparamilitar y establecer una subcomisión emergente de la mesa del diálogo, que examinará los incovenientes que se puedan presentar en el proceso y evitará una nueva suspensión unilateral.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores