Macedonia podría convertirse en el próximo polvorín en los Balcanes

El estallido de los enfrentamientos en Macedonia -una frágil mezcla étnica de dos millones de personas, una cuarta parte de albaneses y el resto macedonios ortodoxos- hace temer que estalle la violencia en este país, tal como sucedió recientemente en otros Estados de los Balcanes.

07 de Marzo de 2001 | 11:00 | AFP
BELGRADO.- El conflicto en Macedonia podría desencadenar una catástrofe para los Balcanes y la OTAN, advirtieron este miércoles los analistas mientras la cuestión de Kosovo y la resistencia de Belgrado a extraditar a Slobodan Milosevic agravaban el nacionalismo albanés.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) está dispuesta a autorizar el despliegue de las fuerzas yugoslavas en la frontera serbio-macedonia, una medida que contaría con la aprobación de Belgrado y Skopje, pero que sólo resolvería parcialmente la crisis vinculada a la presencia de la guerrilla albanesa en la región.

"Nosotros estudiamos muy seriamente la posibilidad de autorizar a las fuerzas yugoslavas a desplegarse en la zona de seguridad a lo largo de la frontera con Macedonia", declaró el martes en Nueva York el secretario de la OTAN, George Robertson.

El ministro yugoslavo del Interior, Zoran Zivkovic, manifestó inmediatamente la esperanza de que esa posición desembocaría a corto plazo en la abolición de toda la zona de seguridad desmilitarizada que separa a Kosovo del resto de Serbia. La comunidad internacional apoya los intentos de Skopje de expulsar a unos 150 rebeldes albaneses que combaten a las tropas macedonias en la frontera con Kosovo.

Pero los analistas afirman que los vínculos de este grupo con otro grupo rebelde albanés que controla una zona tampón entre Kosovo y el valle de Presevo, en el sur de Serbia, revelan la necesidad de un enfoque regional para resolver un antiguo problema de odio étnico.

"El valle de Presevo es la chispa que podría comenzar un incendio aún mayor de lo que vimos en Croacia y Bosnia", dijo Predrag Simic, asesor de política exterior del Presidente yugoslavo Vojislav Kostunica. Belgrado acusó a los extremistas albaneses de tratar de cambiar el equilibrio de poderes en la región apoderándose de la principal carretera norte-sur que une a los Balcanes con el resto de Europa.

La carretera principal se encuentra a pocos kilómetros de las posiciones controladas por 1.600 combatientes bien armados del autodenominado Ejército de Liberación de Presevo, Medvedja y Bujanovac (UCPMB). "Existen dos principales líneas de falla en los balcanes, los serbios versus los croatas y los eslavos", sostuvo un diplomático occidental.

En su opinión, la exigencia del UCPMB de obtener un "territorio étnico" es "fascista". El estallido de los enfrentamientos en Macedonia -una frágil mezcla étnica de dos millones de personas, una cuarta parte de albaneses y el resto macedonios ortodoxos- hace temer que estalle la violencia en este país, tal como sucedió recientemente en otros Estados de los Balcanes.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores