Candidato presidencial peruano desmiente consumo de cocaína

Este jueves la revista limeña Caretas publicó un reportaje acerca de un examen de orina que se había practicado el actual favorito para ganar las elecciones presidencial peruanas el próximo 8 de abril, Alejandro Toledo, examen que habría arrojado muestras de consumo de cocaína. No obstante, el personero dijo que ello ocurrió luego de ser secuestrado por personas desconocidas en 1998.

22 de Marzo de 2001 | 14:28 | Reuters
LIMA.- El candidato presidencial peruano Alejandro Toledo dijo este jueves que su visita a una clínica en 1998, que una revista afirmó que derivó en una prueba positiva de cocaína, se debió a que había sido secuestrado y drogado.

Toledo, al frente en los sondeos de intención de voto para las elecciones del 8 de abril próximo, criticó a la revista Caretas, acusándola de publicar el jueves una vieja información que entregó antes a ese medio su esposa Eliane Karp, narrando su denunciado secuestro el 16 de octubre de 1998.

"Está denunciado y publicado. Fui secuestrado en los tiempos del (ex asesor de inteligencia Vladimiro) Montesinos, drogado posiblemente para fotografiarme en situaciones comprometedoras y luego tratar de chantajearme", dijo Toledo leyendo un comunicado a periodistas.

Caretas publicó un análisis que la clínica San Pablo de Lima realizó a Toledo en octubre de 1998, después que su esposa denunció que había sido secuestrado y que llegó un día después a su casa aparentemente drogado. En un análisis de sangre de Toledo aparecen rastros del barbitúrico hipnótico fenobarbital y uno de los dos exámenes de orina arroja trazas de cocaína.

Pero según Caretas un informe de la policía de la época sostuvo que Toledo negó a oficiales que hubiera sido secuestrado, por lo que se desactivó la búsqueda de sus presuntos atacantes. El candidato presideencial, quien tiene 38 por ciento de las intenciones de voto para las elecciones de abril, según encuestas, en su tercer intento por ganar la presidencia, luego que en mayo del 2000 acusó al entonces Presidente Alberto Fujimori de robarle la victoria por un fraude, y de postular en 1995.

El candidato dijo la semana pasada que se está orquestando un "plan de demolición contra el cholo Toledo", quien lideró en julio la mayor resistencia contra Fujimori para evitar que tome el poder por tercer vez seguida tras una década de gobierno.

Un escándalo de corrupción que tuvo al ahora prófugo Montesinos como centro en septiembre derivó eventualmente en la caída de Fujimori dos meses después, destituído por el Congreso mientras estaba refugiado en Japón.

La candidata presidencial Lourdes Flores, principal rival de Toledo, aprovechó la publicación de Caretas sobre el caso de los análisis de orina del "Cholo". "Una persona que en determinadas circunstancias recurra a las drogas es evidente que tiene un problema de inestabilidad y creo que es una señal preocupante al momento de tener el gobierno tomar determinaciones o pasar a presiones muy grandes", declaró.

Flores está a 11 puntos porcentuales detrás de Toledo en los sondeos y ha sido acusada por éste de usar a un marino de su grupo Unidad Nacional para hacerle una guerra sucia. Además de este escándalo, hace dos semanas Toledo hizo frente a acusaciones de que sería el padre de una niña de 13 años, quien junto a su madre fueron entrevistadas por el periodista y escritor Jaime Bayly.

El candidato dijo entonces que tras las elecciones se sometería a una prueba de ADN para acabar con ese asunto.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores