Buckingham desmiente dichos de Condesa de Wessex

El Palacio de Buckingham calificó de inexactas las versiones de prensa de que la esposa del príncipe Eduardo había emitido declaraciones despectivas sobre políticos importantes y miembros de la realeza británica.

01 de Abril de 2001 | 18:30 | Reuters
LONDRES.- El Palacio de Buckingham calificó de inexactas las versiones de prensa de que la esposa del príncipe Eduardo había emitido declaraciones despectivas sobre políticos importantes y miembros de la realeza británica.

Un comunicado del palacio indicó que un artículo aparecido en el periódico Mail Sunday, que alegaba que Sophie Rhys-Jones, cuyo título oficial es el de Condesa de Wessex, reveló todo a un reportero secreto que se hizo pasar como un jeque árabe, estaba "plagado de inexactitudes y ficciones".

"Estas son historias que, creemos, ningún lector o reportero debería tomar en serio", indicó el palacio en su comunicado."Un miembro de la familia real como la Condesa de Wessex, que está tratando de forjarse su propia carrera, obviamente es vulnerable a asuntos como éste".

El reportero secreto, alegando estar interesado en contratarla para su firma de relaciones públicas, supuestamente grabó en secreto una conversación con Rhys-Jones en la que ella llamaba a la reina "la querida vieja".

Asimimo, aparentemente dijo que el líder conservador William Hague lucía "deformado" y calificó a la esposa del primer ministro Tony Blair, Cherie, de "horrible, absolutamente horrible, horrible, horrible".

Además, señaló que la condesa criticó al primer ministro, de quien dijo "dista mucho de ser presidencial"' y se comparó a sí misma con la extinta Diana, la Princesa de Gales, señalando que "el público me ha colocado en lugar dejado por Diana".

La grabación de la cinta fue hecha originalmente por un periodista de News of the World, pero Rhys-Jones logró obtener una orden para impedir que el diario sensacionalista la publicara, dijo el Mail Sunday.

El periódico declinó revelar sus fuentes del artículo, pero lo defendió en un comunicado aparecido al final."Nosotros defendemos nuestro artículo, que provino de cuatro fuentes diferentes, todas ellas de confianza", subrayó.

El palacio, en un comunicado inusitadamente fuerte, dijo que hubo muchos problemas con el artículo."Ninguna de las citas mencionadas por el Mail Sunday es exacta", apuntó.

Sin embargo, el palacio confirmó versiones de que Rhys-Jones envió cartas de disculpas a Blair y Hague antes de la publicación sus presuntas declaraciones.
Por otra parte, El Palacio de Buckingham confirmó que la condesa había ofrecido una entrevista a News of the World, en la que denegaba rumores acerca de la sexualidad de su marido.

"Puedo decirte que él no es homosexual", declaró al periódico. "Yo había escuchado algo antes de que nos conociéramos, pero lo atruibí al hecho de que él estaba trabajando en el teatro y la gente presumía que era homosexual. Nunca lo creí y no fue algo que cruzara por mi mente cuando lo conocí", agregó.
Rhys-Jones, de 36 años, también habló de su deseo de tener hijos. "Si tengo la dicha suficiente de tener uno, sería agradable", señaló.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores