Miles de espectadores en las crucifixiones del Viernes Santo en Filipinas

La conmemoración del Viernes Santo en San Fernando, que tradicionalmente termina con la crucifixión real de doce voluntarios, atrajo una vez más este año a miles de fieles y curiosos a este localidad del norte de Filipinas.

13 de Abril de 2001 | 09:36 | Agencias
SAN FERNANDO.-La conmemoración del Viernes Santo en San Fernando, que tradicionalmente termina con la crucifixión real de doce voluntarios, atrajo una vez más este año a miles de fieles y curiosos a este localidad del norte de Filipinas.

En el mayor país católico de Asia, la conmemoración de la muerte de Jesucristo da lugar cada año a esta controvertida demostración de fe religiosa.

En Filipinas, prácticamente todas las actividades se suspenden el viernes Santo. Las emisoras de radio y los canales de televisión interrumpen sus programas y los diarios no se publican.

En San Fernando, se mezclan con los fieles cientos de turistas filipinos y extranjeros, que acuden para contemplar la reconstitución de la Pasión, que culmina con auténticas crucifixiones.

Las mismas son precedidas por sorprendentes escenas de expiación, en el curso de las cuales cientos de fieles medio desnudos se flagelan produciéndose cortes en la espalda con vidrio molido, y azotándose luego, lo que agranda las heridas.

Según las autoridades locales, once hombres y una mujer serán crucificados este Viernes Santo, pero es posible que otros voluntarios se agreguen después a ese primer grupo.

La Iglesia Católica no se opone a esta tradición, pese a las críticas que aumentan a raíz de la explotación comercial del acontecimiento, que atrae a numerosos turistas.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores