India pone fin a tregua contra fundamentalistas islámicos en Cachemira

Con el objeto de combatir a los grupos fundamentalistas islámicos que operan en la región de Cachemira, el gobierno indio adelantó este miércoles que da por terminada la tregua que rige desde hace seis meses con esos activistas y llamó al Presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, para que les quite el apoyo.

23 de Mayo de 2001 | 13:45 | AP
NUEVA DELHI.- India puso fin a una tregua de seis meses contra las guerrillas separatistas islámicas de Cachemira este miércoles, e invitó al gobernante militar de Pakistán Pervez Musharraf a participar en negociaciones de paz, informó la prensa local.

Según la agencia de noticias Press Trust of India, el ministro de Defensa Jaswant Singh dijo que la tregua "se terminó, porque estos grupos terroristas han impedido la restauración de la paz en Jammu y Cachemira y han sumido en la miseria a los pueblos de ese estado. De ahora en adelante, las fuerzas de seguridad tomarán las medidas que consideren necesarias contra esos terroristas".

El canal de televisión independiente Star News también dijo que Singh dio esas declaraciones. "El primer ministro decidió invitar al general Musharraf a visitar India cuando le sea posible", dijo Singh luego de una reunión de una hora con el Comité de Seguridad del gabinete indio.

Las posibles conversaciones serían las primeras de funcionarios gubernamentales de India y Pakistán desde que ambas naciones estuvieron a punto de una guerra en 1999 durante los enfrentamientos en la frontera de Cachemira.

En febrero de 1999, el Primer Ministro indio Atal Bihari Vajpayee visitó Lahore, Pakistan, en una misión de paz; él y el ex Primer Ministro paquistaní Nawaz Sharif firmaron la declaración de Lahore, en la que se comprometieron a conseguir la paz.

En noviembre del 2000, Vajpayee declaró una tregua unilateral en Cachemira, durante el mes sagrado islámico de Ramadán intentando que los separatistas islámicos negociaran la paz luego una rebelión de dos décadas contra el gobierno indio, que dejó más de 30.000 muertos.

Sin embargo el ejército indio y los guerrilleros continuaron combatiendo en Jammu-Cachemira, un estado que tanto Pakistán como India reclaman, pero que está controlado por la segunda.

Pakistán se ha mostrado dispuesto a discutir el problema de Cachemira, mientras que India se ha negado, insistiendo que Islamabad debía deje primero de ayudar a los militantes separatistas.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores