Presidente yugoslavo admite presión de EE.UU. por caso Milosevic

"El tribunal de La Haya es una institución que no puede ser ignorada", dijo Kostunica. "Mi intención de que nuestros ciudadanos sean juzgados en nuestro país fue impedida por dos razones: la presión de Washington ... y el que yo y mi partido seamos minoría".

26 de Junio de 2001 | 11:11 | AP
BELGRADO.- El Presidente Vojislav Kostunica admitió el martes que las medidas para deportar al ex presidente Slobodan Milosevic al tribunal de la ONU de crímenes de guerra fueron debidas a las presiones norteamericanas contra su gobierno.

Kostunica dijo a los periodistas en Belgrado que la concesión de la extradición fue adoptada contra su parecer.

"La situación es extremadamente compleja", dijo Kostunica. "Nuestra cooperación con el tribunal de La Haya no debería estar basada solamente en la extradición. Deberíamos juzgar aquí a nuestros ciudadanos, incluso con las acusaciones del tribual de La Haya si fuese necesario".

Los comentarios de Kostunica indicaron que ha variado la oposición del Presidente sobre si los ciudadanos yugoslavos deben ser juzgados ante el tribunal de la ONU en La Haya.

"El tribunal de La Haya es una institución que no puede ser ignorada", dijo Kostunica. "Mi intención de que nuestros ciudadanos sean juzgados en nuestro país fue impedida por dos razones: la presión de Washington ... y el que yo y mi partido seamos minoría" en la coalición de gobierno.

En la mañana del martes, los abogados de Milosevic se reunieron con el presidente de la Corte Distrital de Belgrado, que atenderá la petición del tribunal de crímenes de guerra de la ONU para entregar al ex presidente.

Uno de los abogados, Branimir Gugl, confirmó que la demanda de extradición había sido recibida por el tribunal el lunes, el comienzo de los procedimientos legales para la extradición de Milosevic.

Gugl dijo que Milosevic dispone 24 horas para seleccionar un abogado defensor, tras lo cual será interrogado y dispondrá de tres días para apelar si los jueces otorgan la extradición.

Gugl y sus colegas de los 10 letrados que defienden a Milosevic presentaron el lunes su caso ante el Tribunal Constitucional de Yugoslavia, al que solicitaron que declare ilegal el decreto gubernamental que autoriza la extradición de Milosevic.

Milosevic es acusado de crímenes de guerra por su participación en la guerra de Bosnia y la represión de residentes de etnia albanesa en la provincia de Kosovo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores