Piden cadena perpetua para menor que mató a maestro en EE.UU.

Al hacer la petición, el hermano de la víctima dijo que Nathaniel Brazill -hoy de 14 años- es un "criminal en preparación" que no ha mostrado remordimiento alguno por el crimen cometido el año pasado.

26 de Julio de 2001 | 14:33 | Reuters
WEST PALM BEACH.- El hermano de un maestro de una escuela intermedia del estado norteamericano de Florida pidió este jueves a un juez que sentencie a cadena perpetua al menor, ahora de 14 años, que lo mató de un balazo en el rostro mayo del año pasado.

Al hacer la petición, el hermano de la víctima dijo que Nathaniel Brazill es un "criminal en preparación" que no ha mostrado remordimiento alguno por el crimen.

Brazill puede ser sentenciado a un mínimo de 25 años de cárcel por el asesinato el 26 de mayo del 2000 de Barry Grunow, a quien solía describir como "mi maestro favorito", en el último día de clases en la escuela intermedia de Lake Worth.

El menor, engrilletado y vistiendo el mono color naranja de los presos, se sentó callado mientras Steven Grunow, hermano del asesinado maestro, instaba al juez de circuito a imponerle cadena perpetua. El hermano del maestro describió a Brazill como un "criminal en preparación, un aprendiz de asesino" que segó la vida de un hombre que amaba a su familia, su trabajo y gustaba de jugar al baloncesto con sus amistades y alumnos.

"Este joven estuvo sentado durante el juicio, sin mostrar emoción alguna y sin haber dicho jamás espontáneamente, que yo sepa, lamentaba" sus acciones, dijo Steven Grunow.

La viuda de Grunow, Pam, luciendo desencajada y leyendo un comunicado preparado, preguntó por qué Brazill había "tomado una opción tan triste", pero declinó recomendar una pena. "Nathaniel tiene consecuencias a las que debe enfrentarse", dijo la viuda al tribunal. "No sé cuál es el precio que Nathaniel debería de pagar por segar la vida de Barry. Ese no es mi deber, no tengo la sabiduría (para decidir)".

Brazill fue juzgado como adulto y condenado, en mayo, de asesinato doloso. Durante el juicio, el menor no mostró mucha emoción, aunque lloró brevemente al declarar en descargo propio diciendo que se trató de un accidente.

La muerte del maestro se registró cuando Brazill, a quien Grunow envió a su casa en el último día de clases por tirar globos con agua, volvió a la escuela armado con una pistola calibre .25, que sacó de un depósito de galletas propiedad de su abuelo.

Brazill asestó a Grunow un balazo en el entrecejo cuando el maestro, de 35 años, se negó a acceder a su pedido de que le permitiese hablar con sus condiscípulos en el salón de clases de su mentor.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores