Jefes militares de Israel dicen que esta noche invadirán Bet Yala

"La operación no se canceló, fue aplazada por 24 horas, hasta esta noche", dijeron esas fuentes a la emisora, que había informado antes de que Ben Eliezer ordenó detenerla por una petición del ministro de Asuntos Exteriores Simón Peres.

15 de Agosto de 2001 | 07:41 | EFE
JERUSALEN.- Jefes militares citados por la radio de Israel afirmaron hoy de que esta noche emprenderán la invasión contra el pueblo palestino de Bet Yala que el ministro de Defensa, Benjamín Ben Eliezer, detuvo anoche antes de comenzar.

"La operación no se canceló, fue aplazada por 24 horas, hasta esta noche", dijeron esas fuentes a la emisora, que había informado antes de que Ben Eliezer ordenó detenerla por una petición del ministro de Asuntos Exteriores Simón Peres.

Ben Eliezer reveló que ordenó detener la invasión a Bet Yala al enterarse anoche, a último momento, de que Yaser Arafat prohibió a Al Fatah disparar contra el barrio-asentamiento judío de Guilo.

El ministro israelí hizo sus declaraciones a la prensa durante una visita al norte del país al desmentir que hubiese impartido esa orden por "presión" de Peres y de los Estados Unidos.

Los tanques y las tropas que debían de lanzar esa operación seguían acantonados alrededor de Belén, Bet Yala y Bet Sajur, unos seis kilómetros al sur de Jerusalén.

La truncada invasión debió ser la reacción a un prolongado intercambio de fuego a horas del día entre milicianos (tanzim) de Al Fatah, el movimiento nacionalista palestino que fundó y preside Arafat, y soldados israelíes que protegen la "ciudad satélite" de Guilo en el distrito de Jerusalén.

En los intercambios de fuego, que se prolongaron durante seis horas y antes de salir los vecinos a trabajar, fueron heridos tres palestinos de Bet Yala y un israelí en Guilo, donde además resultaron dañados seis apartamentos de vivienda y tres coches en la calzada.

"Nadie me presionó, ni los Estados Unidos, y tampoco el ministro de Exteriores (Peres)", agregó Ben Eliezer.

"La decisión la tomé yo al recibir cierta información secreta, y resolví darle otra oportunidad a la calma que me prometió la otra parte", agregó el ministro en aparente referencia a emisarios de Arafat, presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Con todo, el ministro dijo que las tropas concentradas anoche frente a Bet Yala, Belén y Bet Sajur seguirán en sus posiciones para entrar en acción si se reanudasen los ataques contra Guilo.

El brigadier mayor retirado Ben Eliezer explicó a los periodistas, al ser preguntado por el sentido que tuvo concentrar esas tropas, que "hay líneas rojas que no se pueden cruzar" pues Guilo se encuentra al sur de Jerusalén y es parte del municipio.

"Yo no permitiré que vuelvan a disparar contra Guilo, contra Jerusalén", dijo. "No estamos allí con alegría, no; nosotros queremos que reine la calma a ambos lados de las líneas", agregó ante el hecho de que los tanques seguían esta mañana en sus posiciones, aunque fuera del territorio autónomo de Bet Yala y de Belén.

Ben Eliezer señaló que "entregamos Bet Yala, y Belén, y Jenin y Naplusa para que haya calma" en esas localidades palestinas autónomas, "y que podamos convivir juntos en calma".

"En este momento están desmantelando una bomba colocada en un juzgado de Tel Aviv. Esto no es chiste, y por esto si vuelven a disparar contra Guilo no nos quedaremos de brazos cruzados", dijo el ministro israelí.

"Hay un límite a lo que un Estado puede aguantar y estoy satisfecho con la decisión de la otra parte", esto es la orden impartida por la ANP a los "tanzim" de Al Fatah en Bet Yala.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores