EMOLTV

Tres muertos y 27 heridos causó aterrizaje forzoso de avión en Málaga

En un primer momento, los servicios de socorro habían informado de la muerte de cuatro personas, pero finalmente se confirmó la muerte en el siniestro del ciudadano francés Hervé Troadec y los dos españoles Emilio Martínez Plaza y Mohamed Mohamed Uassani.

29 de Agosto de 2001 | 07:55 | AFP
MALAGA, España.- Tres personas murieron y 27 resultaron heridas el miércoles tras el aterrizaje forzoso en Málaga (sur) de un avión de línea regional que viajaba con 44 pasajeros a bordo entre Melilla (enclave español en el norte de Africa) y la capital de la Costa del Sol, confirmó la compañía Binter Mediterráneo, propietaria del aparato.

En un primer momento, los servicios de socorro habían informado de la muerte de cuatro personas, pero finalmente se confirmó la muerte en el siniestro del ciudadano francés Hervé Troadec y los dos españoles Emilio Martínez Plaza y Mohamed Mohamed Uassani.

El avión, un bimotor CN-235, de Binter Mediterráneo, filial de Air Nostrum, bajo franquicia de Iberia, se vio obligado a realizar un aterrizaje forzoso en la carretera nacional 340, cerca del aeropuerto Pablo Picasso malagueño, poco después de las 10H00 (08H00 GMT), precisó Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

Por el momento se desconocen las causas del accidente, aunque uno de los pasajeros, citado por la Radio Nacional española, indicó que la hélice del motor izquierdo se paró cuando el avión se disponía a aterrizar.

Al parecer, el piloto envió una llamada de emergencia a la torre de control del aeródromo advirtiendo de que iba a proceder a un aterrizaje forzoso, aunque no le dio tiempo a llegar a las pistas del aeropuerto.

El avión aterrizó en un campo situado antes del recinto aeroportuario y quedó partido por la mitad con el morro sobre la calzada de la antigua nacional 340, lo que obligó a los servicios de rescate a cortar el tráfico por esta vía, mientras procedían a sacar a los heridos del aparato, algunos de los cuales habían quedado atrapados entre sus restos.

Entre los heridos se encuentra el piloto del avión, que ha sido ingresado con pronóstico reservado en la unidad de cuidados intensivos del hospital Carlos Haya de Málaga, donde también ha sido hospitalizado su copiloto en estado crítico, informaron fuentes del centro sanitario.

La azafata también fue hospitalizada con heridas menos graves, al igual que los otros 24 heridos que fueron atendidos en diversos centros sanitarios malagueños, mientras que 17 pasajeros lograron salir ilesos del siniestro.

Dos aviones de la versión militar del CN-235 se habían estrellado en mayo y junio pasado en Turquía, dejando un saldo total de 38 muertos. El constructor aeronáutico español CASA, miembro del grupo europeo EADS, había reconocido entonces que dichos accidentes se debieron a un fallo en los alerones de los aviones.

Binter Mediterráneo es la única compañía que desde 1998 se encarga de las líneas entre Melilla y la Península, y dispone de cinco aviones CN-235, con antigüedades que varían entre los 5 y los 7 años.