ONU pide a Colombia evitar una "guerra total"

Colombia está sacudida por una guerra de 37 años que ha cobrado la vida de 40.000 personas, la mayoría civiles, sólo en el último decenio.

29 de Agosto de 2001 | 18:40 | Reuters
BOGOTA.- Las Naciones Unidas hicieron el miércoles un dramático llamado al gobierno de Colombia y a los rebeldes izquierdistas para que hagan un nuevo esfuerzo, negocien la paz y eviten una guerra total.

"El secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, está profundamente preocupado por el deterioro creciente de la situación en Colombia", dijo el asesor especial de Annan en Colombia, Jan Egeland, en una conferencia de prensa en Bogotá.

"En nombre suyo hago un llamado hoy a todas las partes en conflicto para que pongan fin a los abusos cada vez mayores en contra de la población civil y realicen un nuevo esfuerzo para negociar, evitando una guerra total", agregó.

El 7 de octubre finaliza el plazo para que el Presidente Andrés Pastrana decida si los rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) continúan ocupando una zona desmilitarizada del sur del país, en momentos en que el proceso de paz atraviesa por una de sus peores etapas.

El sólo hecho de que Egeland, ex viceministro de Relaciones Exteriores de Noruega, haya llamado a su primera conferencia de prensa desde que empezó su trabajo en Colombia en 1999, demuestra la extrema gravedad de la situación en esta nación andina, dijeron funcionarios de la ONU.

Colombia está sacudida por una guerra de 37 años que ha cobrado la vida de 40.000 personas, la mayoría civiles, sólo en el último decenio.

Pero en años recientes el conflicto se ha agudizado debido al fortalecimiento de las guerrillas izquierdistas y los grupos de paramilitares de ultraderecha gracias al tráfico de cocaína.

ONU quiere que el próximo Presidente busque la paz

Los difíciles diálogos de paz con los 17.000 combatientes de las FARC alcanzaron un punto crítico a mediados de julio. En incidentes separados, los rebeldes secuestraron a tres alemanes y capturaron a un antiguo gobernador que viajaba en un vehículo de las Naciones Unidas.

La paciencia de muchos colombianos, que creen que las FARC usan la zona desmilitarizada como campo de entrenamiento y como una prisión para sus secuestrados, se ha agotado.

Con elecciones presidenciales en mayo de 2002, una encuesta de opinión la semana pasada ubicó en el primer lugar de las preferencias al aspirante de línea dura, Alvaro Uribe, quien quiere tomar una postura más fuerte con los rebeldes.

Egeland sostuvo que sólo el diálogo podría evitar un mayor derramamiento de sangre: "Una salida negociada al conflicto debería venir de una política de Estado, sin importar quién es el presidente", precisó.

Egeland llamó a las FARC a liberar a los secuestrados y obedecer la ley internacional humanitaria.

Aseguró que el gobierno no ha hecho lo suficiente para combatir a los escuadrones de paramilitares, que han asesinado a centenares de civiles este año en su guerra sucia contra las guerrillas izquierdistas.

El más reciente incidente con las FARC estalló este mes, cuando soldados arrestaron a tres supuestos miembros del Ejército Republicano Irlandés (IRA) acusados de entrenar a las FARC en la fabricación de bombas sofisticadas.

Una delegación de Estados Unidos -encabezada por el subsecretario de Estado para asuntos exteriores, Marc Grossman- llegó el miércoles al país, para preparar una visita del secretario de Estado, Colin Powell, el próximo mes.

Analistas dicen que la delegación podría presionar a Pastrana para que endurezca su postura con las FARC, a quienes Estados Unidos acusan de abusar del enclave usándolo para distintos propósitos, incluyendo el tráfico de drogas.

Estados Unidos aporta cerca de 1.000 millones de dólares en asistencia mayoritariamente militar a la estrategia antidrogas de Pastrana llamada "Plan Colombia".

El ejército sostuvo el martes que ha abatido al menos a 50 guerrilleros de las FARC en el suroriental departamento de Guaviare, en una de las más grandes ofensivas este año contra ese grupo rebelde.

"Las decisiones que habrán de tomarse en los meses venideros, bien pueden determinar si Colombia está aún en capacidad de asegurar un camino viable hacia la reconciliación y el desarrollo, o si por el contrario, entrar en un período prolongado de conflicto debilitante", puntualizó Egeland.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores