Tony Blair respaldó a Bush en "guerra contra el fanatismo"

El Primer Ministro británico informó que su Gobierno calcula entre 200 o 300 los ciudadanos ingleses que pueden haber muerto en los atentados terroristas del martes, contra las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono.

16 de Septiembre de 2001 | 08:28 | EFE
LONDRES.- El Reino Unido ha declarado la guerra al terrorismo y se prepara para participar en una acción militar contra los responsables de los atentados en Estados Unidos, en los que calcula que pueden haber muerto hasta 300 británicos.

El Gobierno de Londres no pareció impresionado por la declaración del disidente saudita Osama bin Laden, principal sospechoso de los atroces ataques en Nueva York y Washington, quien volvió hoy a negar "categóricamente" su responsabilidad en dichos atentados.

"Bin Laden puede hacer una declaración al mundo, pero está claro que nosotros y nuestros aliados estudiaremos con cuidado todas las pruebas que tenemos delante", declaró un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores británico.

Mientras continúan las intensas consultas tanto dentro del Gobierno británico como con otros países aliados, una abrumadora mayoría de británicos (un 75 por ciento), según una encuesta publicada hoy en el dominical "News of the World", apoya un ataque armado contra los responsables de los atentados en EE.UU., una vez sean identificados.

Los servicios de inteligencia británicos intentan dar con los miembros de células de terroristas vinculados a bin Laden y que se cree que continúan en el Reino Unido, según informó hoy el periódico "The Independent on Sunday", mientras que "The Sunday Telegraph" afirma que el FBI quiere interrogar al integrista musulmán Muffi Mohammed Khan.

Khan, quien está encarcelado en el Reino Unido, es considerado el "número dos" de la organización integrista musulmana "Jishi-Mohammed" (Ejército de Mohammed), según el dominical londinense.

"Sean cuales fueren los aspectos técnicos o legales de una declaración de guerra, el hecho es que estamos en guerra contra el terrorismo", declaró hoy Blair en una entrevista a la cadena de televisión CNN desde su oficina londinense del 10 de Downing Street.

El Primer Ministro manifestó además que "probablemente de 200 a 300 ciudadanos británicos pueden haber muerto" en los atentados terroristas perpetrados el martes, cuando pilotos suicidas estrellaron dos aviones de pasajeros contra las Torres Gemelas de Nueva York y otro contra el edificio del Pentágono.

Se calcula que más de 5.000 personas pueden haber muerto en los atentados, pero para el Reino Unido el elevado número de víctimas nacionales lo convierte "en el peor ataque terrorista contra los ciudadanos británicos desde la Segunda Guerra Mundial", según el Primer Ministro.

"Lo que ocurrió el martes fue un ataque, no sólo contra Estados Unidos, sino también contra el mundo civilizado", resaltó Blair, quien reiteró su decidido apoyo a EE.UU. para responder a estos ataques y combatir las nuevas formas de terrorismo en masa.

Blair expresó su satisfacción por la forma en que el Gobierno estadounidense está actuando ante esta crisis, especialmente por las consultas de Washington con sus aliados.

"Tiene que haber una respuesta para hacer pagar a estos terroristas que cometieron este ataque", dijo Blair, quien destacó la necesidad de que la comunidad internacional colabore en una agenda para "desmantelar esta maquinaria de terror".

El Primer Ministro declinó dar detalles sobre la acción que se prepara y reiteró que "Estados Unidos mantiene estrechas consultas con nosotros y otros aliados y creo que habrá un apoyo muy amplio para una respuesta que nos permita perseguir y castigar a los responsables, y hacerlo como un acto de justicia".

"Es prematuro hablar aquí sobre la naturaleza de esa respuesta", dijo Blair tras aclarar que los pasos a seguir son primero identificar a los responsables, después establecer la correcta respuesta militar y decidir la forma de llevarla a cabo.

Los británicos se han volcado en solidaridad con el pueblo norteamericano y muestra de ello son las largas colas de centenares de personas que acuden cada día a la Embajada de EE.UU. en Londres para depositar flores y mensajes de aliento.

Los duques de York y sus hijas, Beatriz y Eugenia, acudieron hoy a la embajada de EE.UU., donde fueron recibidos por el embajador estadounidense, William Farish, y su esposa, Sarah, y firmaron en el libro de condolencias.

La duquesa de York, Sarah Ferguson, se encontraba en Nueva York la semana pasada y había previsto visitar el World Trade Center el mismo día de la tragedia.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas