EMOLTV

Secretario estadounidense del Tesoro señaló que recesión es inevitable

"Casi no hay manera de que una economía como la nuestra pueda escaparse de un crecimiento negativo cuando se ha tenido ese tipo de golpe", señaló Paul O'Neill. Pero se mostró confiado de que la economía recuperará su ritmo de crecimiento en el último trimestre de este año.

04 de Octubre de 2001 | 08:38 | EFE
WASHINGTON.- El secretario estadounidense del Tesoro, Paul O'Neill, dijo hoy que ha resultado imposible que su país evite una contracción económica después de los ataques terroristas del 11 de septiembre.

"Casi no hay manera de que una economía como la nuestra pueda escaparse de un crecimiento negativo cuando se ha tenido ese tipo de golpe", señaló en una entrevista con la cadena de televisión "CNN". Pero O'Neill se mostró confiado de que la economía recuperará su ritmo de crecimiento en el último trimestre de este año.

El Gobierno del presidente George W. Bush ha presentado al Congreso un plan de reducciones de impuestos, gastos gubernamentales y subsidios, por un monto de casi 75.000 millones de dólares, como estímulo a la economía.

O'Neill se mostró satisfecho esta mañana porque los consumidores siguen yendo a los centros comerciales "y salen cargados de compras, lo cual muestra la confianza en que la economía restablecerá su buena salud".

En un testimonio el miércoles ante el Comité de Finanzas del Senado, O'Neill dijo que las cifras probablemente mostrarán que la economía de Estados Unidos tuvo una contracción durante el tercer trimestre, agravada por la devastación y el desempleo que siguieron a los ataques terroristas en Nueva York y Washington.

Las medidas propuestas, dijo O'Neill, impedirán que la economía, que ha crecido ininterrumpidamente durante una década, tenga un crecimiento negativo también en el cuarto trimestre, lo que marcaría el comienzo de una recesión, según la definición de los economistas.

"La profundidad de esta contracción, al igual que el ritmo al cual la economía retorne a una tasa saludable de crecimiento, dependerán de cuán pronto los consumidores recuperen su confianza", dijo O'Neill.

Después de los ataques terroristas, el Congreso ya aprobó un plan de gastos de emergencia de 40.000 millones de dólares y otro plan por 15.000 millones de dólares para el sustento de las aerolíneas, afectadas gravemente por las acciones terroristas.
Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo