EE.UU. intensificó ataques contra Kandahar

Asimismo, la Alianza del Norte entregó el primer parte de bajas en combate, en el que se informa de cinco personas muertas y 13 heridos en un tiroteo con fuerzas del régimen integrista de Afganistán.

14 de Octubre de 2001 | 10:47 | AFP/EFE
ISLAMABAD.- Los ataques estadounidenses se intensificaron hoy en pleno día en Kandahar (sur de Afganistán), cuando la campaña aérea para desalojar a Osama bin Laden y a su red Al Qaeda de sus bases protegidas por los talibán, entró en su segunda semana.

Esta campaña sigue provocando manifestaciones antiestadounidenses en los países vecinos de Afganistán, como en Pakistán, donde una persona murió y al menos diez resultaron heridas este domingo en un aeropuerto de Jacobabad (sur), el incidente más grave desde el inicio de los ataques.

El jefe supremo de los talibán, el mullah Mohammad Omar, prometió a Estados Unidos "una lección más severa" que la infligida a los soviéticos, que ocuparon el país entre 1979 y 1989, en una entrevista publicada el domingo por el diario saudita Al Watan.

"Es cierto que no hemos comenzado la verdadera batalla contra Estados Unidos a causa de su superioridad tecnológica. Pero con la voluntad de Dios no los vamos a recibir con flores", declaró el mullah.

También reiteró la negativa de los Talibán a entregar a Estados Unidos al jefe islamista Osama bin Laden, principal sospechoso de la organización de los atentados del 11 de septiembre.

El jefe de los talibán desmintió que miembros de su familia hayan muerto en los bombardeos contra Afganistán, pero reconoció que su casa en Kandahar había sido alcanzada.

En la zona de operaciones, la defensa antiaérea de la milicia de los talibán disparó contra aviones estadounidenses que sobrevolaban Kabul, mientras que la ciudad de Kandahar seguía siendo blanco de bombardeos estadounidenses.

Un alto responsable militar talibán explicó que las fuerzas estadounidenses bombardearon durante la noche la base militar de Qeshla Jadeed, a unos 4 km. del centro de Kandahar. Los ataques dejaron la ciudad sin suministro de energía eléctrica y de agua.

Los talibán confirmaron además ataques contra Kabul y otras tres ciudades afganas: Herat (oeste), Jalalabad (este) y Mazar i Sharif, una ciudad estratégica del norte que la oposición afgana trata de conquistar.

Alianza del Norte informó de cinco muertos y 13 heridos

En tanto, cinco combatientes de la Alianza del Norte antitalibán resultaron muertos y 13 heridos en un tiroteo con fuerzas del régimen integrista de Afganistán, informaron hoy fuentes militares y médicas.

Las fuentes dijeron que el intercambio de disparos tuvo lugar en posiciones del frente de Taloqan, ciudad de la provincia de Tajor en el norte el país, cerca de la frontera con Tayikistán.

Es el primer parte de bajas en combate en el bando de la Alianza del Norte desde el inicio el pasado día 7 de los bombardeos de Estados Unidos y el Reino Unido.

Los heridos fueron trasladados a un hospital de campaña, declaró un miembro de los servicios sanitarios de la Alianza.

La escaramuza se produjo en un avance de militantes talibán que huían de un bombardeo aéreo sobre sus líneas defensivas en Taloqan, controlada por el régimen de Kabul, afirmaron las fuentes.

Dirigentes de la Alianza del Norte dijeron en las últimas horas que pese a su escasez de armas están listos para un asalto sobre Kabul "en el plazo de tres días", que concluyen el próximo martes.

Pero el frente de Taloqan, como el de Kunduz y otros fronterizos con Afganistán, permanece inmóvil desde hace meses, con esporádicos tiroteos y fuego de artillería que no ha permitido avanzar a ningún bando ni un solo metro recientemente.

Asimismo, el general Abdul Rashid Dostam, de etnia uzbeka, declaró a la agencia rusa Interfax que unidades talibán abandonaron sectores en la provincia de Balj (norte) debido a sus disparos de artillería, retirándose hacia Mazar i Sharif.

Los 2.500 combatientes talibán que controlan Mazar i Sharif carecen de suficiente comida, municiones y carburante, indicaron fuentes de la Alianza del Norte.

Por otro lado, unas 10 explosiones de bombas o de obuses fueron oídas en la madrugada del sábado en una zona del norte de Afganistán controlada por los talibán, a pocos kilómetros de la frontera tayika, según los guardias fronterizos rusos apostados en Tayikistán.

En Afganistán, los primeros periodistas autorizados a entrar en el país desde que las fuerzas aliadas iniciaron su campaña militar el 7 de octubre llegaron a Jalalabad en pleno ataque aéreo la madrugada del domingo.

Los habitantes del pueblo de Kadam, cuya destrucción fue mostrada por una televisión árabe, declararon a estos periodistas extranjeros que cerca de 200 de sus familiares y vecinos murieron víctimas de los bombardeos estadounidenses la semana pasada.

Los talibán afirmaron que los bombardeos habían matado a por lo menos 300 civiles en una semana.

Los bombardeos estadounidenses evitaron hasta ahora las líneas de frente, a 35 kilómetros de Kabul, donde se enfrentan los talibán y los combatientes de la Alianza del Norte que controlan algunas zonas del noreste del país.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas