EMOLTV

Problemas de Airbus A-300 comenzaron dos minutos después del despegue

George Black, experto de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB), indicó que la grabadora de voces de la cabina captó un ruido ensordecedor tras algo menos de dos minutos de vuelo. Luego vino otro ruido y "23 segundos después, tras varios comentarios que sugieren una pérdida de control, termina la grabación".

13 de Noviembre de 2001 | 20:30 | EFE
WASHINGTON.- El piloto del avión que cayó sobre el barrio neoyorquino de Queens advirtió que tenía problemas unos dos minutos después de despegar del aeropuerto John F. Kennedy, dijo hoy un portavoz federal.

George Black, experto de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB), indicó que la grabadora de voces de la cabina captó un ruido ensordecedor tras algo menos de dos minutos de vuelo.

"A los 107 segundos después de que el avión despegara, se escuchó un ruido ensordecedor, 14 segundos después se oyó otro ruido", explicó.

Agregó que "veintitrés segundos después, tras varios comentarios que sugieren una pérdida de control, termina la grabación", agregó.

El aparato cayó medio desintegrado sobre un sector de casas del barrio de Queens cuando enfilaba rumbo a Santo Domingo, en la República Dominicana, con 260 personas a bordo.

No hubo sobrevivientes en el aparato y otras seis personas han perecido en tierra como consecuencia del impacto y el incendio causado por la caída del avión.

Black manifestó en una conferencia de prensa que las voces de los pilotos captadas por la grabadora indicaron que hubo un momento en que ambos trataron de resolver el problema.

Añadió que claramente se escuchó un momento en el que el copiloto del avión pidió aplicar máxima fuerza a los motores en un aparente intento de ganar altura y evitar su caída.

El experto de la NTSB señaló que la grabación terminó casi dos minutos y 30 segundos después del despegue.

En ese momento la torre de control del aeropuerto John F. Kennedy había perdido el contacto por radio y radar con el avión, un Airbus A-300 fabricado en Europa con motores General Electric de EE.UU.

Black indicó que las investigaciones preliminares señalan que la tragedia no fue provocada por un objeto externo, como algún pájaro succionado por uno de los motores, según indicaron las primeras especulaciones sobre el incidente.

"No existe ninguna evidencia de eso, pero no hemos descartado nada en este momento", dijo.

Marion Blakey, directora de la NTSB, señaló en la conferencia que la investigación del accidente ha "registrado importantes avances", pero declinó ofrecer detalles.

Indicó que ya se ha iniciado la identificación de los cadáveres, la mayoría de los cuales serían de dominicanos que viajaban a su país.

Blakey indicó ayer lunes que la tragedia es considerada hasta el momento por las autoridades como un accidente y no como un atentado terrorista.
Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo