EMOLTV

Misioneros liberados de régimen integrista se encuentran en Pakistán

Los ocho trabajadores extranjeros que fueron acusados por el régimen talibán de predicar el cristianismo entre los musulmanes y por lo enfrentaban un juicio que les podía costar la vida, fueron liberados esta madrugada por un comando miliciano y trasladados a Pakistán, donde comenzarán su recuperación física-sicológica y retornar a sus respectivos países.

15 de Noviembre de 2001 | 11:36 | emol.com/Agencias
Los trabajadores extranjeros recobraron de madrugada su libertadISLAMABAD.- Los ocho "misioneros" extranjeros detenidos en Afganistán en agosto pasado por el régimen talibán, acusados de propagar el cristianismo entre los musulmanes fueron rescatados por guerrilleros leales a un comandante local y llegaron este jueves a Pakistán en helicópteros del Ejército estadounidense.

Los trabajadores de ayuda han sido identificados como los estadounidenses Dayna Curry y Heather Mercer, los alemanes George Taubmann, Katrin Jelinek, Margrit Stebner y Silke Durrkopf, y los australianos Peter Bunch y Diana Thomas de la organización humanitaria "Shelter Now International" (SNI) llegaron a la base militar paquistaní de Chaklala, cerca de Islamabad, desde su último lugar de cautiverio en Afganistán.

George Taubmann, uno de los ocho arretados y jefe de SNI en Afganistán, relató algunos detalles de las últimas horas que pasaron bajo custodia de los integristas islámicos después de que la capital afgana, Kabul, fuera tomada por las fuerzas opositoras de la Alianza del Norte el pasado martes.

Al abandonar Kabul, los talibanes se llevaron con ellos a los "misioneros" con la intención aparente de trasladarlos a Kandahar, ciudad bastión de esta milicia integrista islámica al sur de Afganistán y base de su líder supremo, el mullha Mohammad Omar.

Pero a mitad de la noche pararon, les metieron en un contenedor metálico y los llevaron a una cárcel en la provincia occidental de Gazni, según declaró Taubmann, donde fueron liberados por tropas leales a un jefe guerrillero local.

"Fue como un milagro", dijo el jefe de "Shelter Now International", quien había sido detenido junto a los otros cooperantes y 16 empleados afganos de la organización humanitaria entre el 3 y el 5 de agosto pasado, y que se enfrentaban a la posibilidad de ser ahorcados si eran hallados culpables de propagar el cristianismo.

Las primeras informaciones sobre la liberación de los "misioneros" fueron confusas, ya que unas apuntaban a que los talibanes los entregaron a una organización no gubernamental, mientras que otras aseguraban que fueron rescatados por tropas afganas con la ayuda del Ejército estadounidense.

Pero un portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) precisó que fueron liberados por un jefe guerrillero local. "Recibimos una llamada de un comandante militar local en Gazni informándonos de que habían rescatados a los cooperantes y preguntándonos si podíamos prestarles asistencia para transportarlos", declaró el portavoz del CICR.

El secretario estadounidense de Defensa, Donald Rumsfeld, informó en un comunicado de que tres helicópteros del Ejército norteamericano recogieron la pasada noche "sanos y salvos" a los "misioneros" y horas después llegaron con ellos a la base militar paquistaní.

El juicio contra los ocho extranjeros comenzó a principios de septiembre en el Tribunal Supremo de Kabul y, según su presidente, Noor Mohammad Saqib, los acusados podían ser condenados a morir en la horca si eran hallados culpables de propagar el cristianismo.

Los trabajadores llegan a PakistánLos talibanes aseguraron que tenían evidencias de que los "misioneros" trataban de convertir a musulmanes afganos al cristianismo exhibiendo biblias y otro material cristiano recogido en la sede de "Shelter Now International".

Fuentes de esa milicia integrista precisaron que un decreto promulgado recientemente eximiendo a los extranjeros de la pena de muerte no era aplicable a los cooperantes, quienes negaron todos los cargos en su contra.

El juicio fue suspendido tras los atentados terroristas contra Washington y Nueva York el 11 de septiembre pasado instigados, según EE.UU., por el millonario disidente saudí Osama Bin Laden.

Hace varios días, transcurrido más de un mes desde el inicio de los bombardeos estadounidenses contra Afganistán tras la negativa de los talibanes a entregar a Bin Laden, fuentes de esta milicia declararon que el juicio contra los colaboradores había sido suspendido indefinidamente.

Los 16 empleados afganos de SNI habrían sido también puestos en libertad, según informaciones procedentes de Kabul.

Bush se regocija con la noticia

El Presidente de Estados Unidos, George W. Bush, expresó su agrado por la liberación de los ocho trabajadores extranjeros de ayuda tras ser liberados de la milicia Talibán hace unas horas.

En una declaración sobre la libertad de los trabajadores, Bush confirmó que las fuerzas norteamericanas "facilitaron" la operación de rescate.

Los cooperantes, retenidos durante tres meses por la milicia talibán por predicar el Cristianismo en Afganistán, fueron aerotransportados a Pakistán por tres helicópteros de fuerzas especiales nortamericanas, según fuentes del Pentágono.

Los liberados, incluidos dos estadounidenses, abandonaron el territorio afgano con destino a Pakistán desde un sitio cercano a Ghanzi, unos 80 kilómetros al suroeste de Kabul, capital de Afganistán, a eso de las 04.40 PM EST (21.40 GMT).
Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo