EMOLTV

La princesita japonesa se llamará Aiko, que significa "niña amor"

La pequeña, que nació el pasado 1 de diciembre, recibió además el nombre oficial de Toshinomiya, "toshi", que quiere decir respeto, y el sufijo "miya" que llevan los nombres de todos los príncipes y princesas.

07 de Diciembre de 2001 | 09:42 | AFP
TOKIO.- La princesita japonesa, hija de Naruhito, futuro emperador de Japón, y de su esposa Masako, recibió este viernes el nombre de Aiko, que significa literalmente "niña amor", anunció la Agencia Imperial.

La pequeña, que nació el pasado 1 de diciembre, recibió además el nombre oficial de Toshinomiya, "toshi", que quiere decir respeto, y el sufijo "miya" que llevan los nombres de todos los príncipes y princesas.

La niña es la primogénita del príncipe Naruhito, de 41 años (su nombre oficial es Hironomiya) y de la princesa Masako, de 37, que se casaron hace ocho años.

En el nombre Aiko, "ko" significa "niña" y "ai" es el ideograma utilizado para "amor".

Como manda la tradición imperial, que remonta a 2.500 años según la leyenda, los ideogramas utilizados para el el nombre de la princesa han sido extraídos de la poesía clásica china, precisó ante la prensa Hirofumi Oka, portavoz de la Agencia Imperial.

El nombre de la pequeña fue caligrafiado a pincel en un pergamino que desenrollaron detrás de Oka mientras anunciaba con gran pompa el nombre elegido para la princesa y su exacta pronunciación.

En un comunicado, la Agencia Imperial indicó que los nombres de la niña fueron extraídos de un poema chino del siglo IV AC titulado "El discurso de Mencio" y que dice, en resumen: "Quien ama a los demás será amado de ellos, quien respeta al prójimo será a su vez respetado".

"Es un lindo nombre. Temía que se eligiera un nombre difícil, pero éste habla de respeto y de amor, cosas fáciles de comprender. Espero que ella sea una niña encantadora, adorada por los demás", comentó el primer ministro Junichiro Koizumi. Por su parte, el secretario general del gobierno, Ysuo Fukuda, comentó que este nombre "encantador" y poco habitual actualmente podría "ponerse de moda".

El nombre elegido fue comunicado mediante un mensaje del palacio imperial a Masako y su bebé, que siguen hospitalizadas.

Masako, por su parte, eligió una flor para simbolizar a la princesa: la azalea blanca de Asia.

"A sus padres les gusta esta flor que florece en primavera, y esperan que la princesa crezca con un corazón tan puro como la blancura de sus pétalos", indicó la Agencia Imperial.

Antes de recibir su nombre, la princesa recibió un baño ritual en una bañera de cedro, mientras un grupo de músicos interpretaba música tradicional y eran leídos fragmentos de un libro antiguo "Nihon Shoki" (Crónicas del Japón), que narra los orígenes míticos del Imperio del Sol Naciente.

La ley que rige en Japón excluye a las mujeres de la sucesión al trono, por lo que la pequeña Aiko no podrá ser nunca emperatriz, salvo que se modifique dicha legislación. De hecho, el tema está ya planteado en el país.

El Partido Liberal Demócrata, el principal de la coalición gubernamental, abrió ya un debate con miras a revisar la ley, que puede lograrse mediante voto parlamentario por mayoría simple.

El Primer Ministro, Junichiro Koizumi, es al parecer favorable a la modificación de la ley, al igual que el 70% de la población, según un reciente sondeo.

Ningún varón ha nacido en la familia imperial desde el príncipe Akishino, hermano menor del príncipe heredero Naruhito, hace 36 años, y quienes siguen en la línea de sucesión (sus tíos o primos) tienen todos más edad que ellos, lo que significa que la dinastía podría extinguirse si la ley que excluye a las mujeres de la herencia imperial es mantenida.