EMOLTV

Alemania anula a organizaciones islámicas

La prohibición de la organización “Siervos del islam” y de la agrupación dirigado por el llamado “Califa de Colonia”, Metin Kaplan, sólo fue posible después de que el Parlamento aboliese en noviembre pasado una serie de privilegios concedidos a asociaciones, clubes y organizaciones caritativas de carácter religioso en reacción a los ataques terroristas del 11 de septiembre.

12 de Diciembre de 2001 | 08:08 | DPA
BERLIN.- El Ministerio del Interior de Alemania prohibió hoy la organización extremista dirigida por el fundamentalista islámico turco Metin Kaplan, conocido como el “Califa de Colonia”.

A primeras horas de la mañana, efectivos policiales registraron en el marco de un amplio operativo unas 200 instalaciones del grupo en siete Estados federados alemanes y detuvieron a por lo menos dos personas.

El ministro del Interior, Otto Schily, dispuso además la clausura de la fundación “Siervos del Islam” así como otras 19 suborganizaciónes de este grupo, cuyo objetivo declarado es el restablecimiento del régimen teocrático en Turquía.

En Colonia, cientos de policías cerraron las oficinas centrales de la agrupación y la mezquita perteneciente al complejo, incautándose de abundante material. Las autoridades dijeron que también serían confiscados los fondos de la organización.

La prohibición de este grupo sólo fue posible después de que el Parlamento aboliese en noviembre pasado una serie de privilegios concedidos a asociaciones, clubes y organizaciones caritativas de carácter religioso en reacción a los ataques de presuntos fundamentalistas islámicos en Estados Unidos, el 11 de septiembre.

El grupo era observado desde hace tiempo por los servicios de inteligencia germanos por “sus actividades agresivas, antisemitas y antidemocráticas”. Cuenta con unos 1.100 miembros en toda Alemania.

Kaplan, un maestro del Corán residente en Alemania desde 1983, cumple una pena de cuatro años en una cárcel de Duesseldorf por haber instigado al asesinato de un dirigente rival.

El llamado “Califa de Colonia” se hizo cargo en 1995 de la jefatura de la organización islamista “Asociación de Grupos y Comunidades Islámicas” tras la muerte de su padre y ante la resistencia de su adversario Ibrahim Sofu.

En 1996, Kaplan instó en público a sus seguidores a dar muerte a Sofu y nueve meses más tarde, en mayo de 1997, éste era ultimado en Berlín por desconocidos.

Fuentes de inteligencia señalan que el grupo cerró filas después de la sentencia a Kaplan y lo venera como un mártir.

Kaplan goza de asilo político en Alemania debido a que en Turquía pesa sobre él la pena de muerte. Se estima que es poseedor de una fortuna millonaria. Las autoridades alemanas le retiraron la ayuda económica para necesitados que percibió durante años, después de que fueron hallados en su poder dos millones de marcos (909.000 dólares) en efectivo.

El grupo de Kaplan edita un semanario y transmite un programa de televisión por semana a Turquía. Según los informes de inteligencia, el “Califato” funcionaba como un “Estado dentro del Estado”, con servicio de inteligencia propio y recaudación de impuestos.
Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo