EMOLTV

Israel no excluye expulsión de Arafat a Túnez

El ministro israelí de Seguridad Interior, Ouzi Landau, afirma que "no debe excluirse" la expulsión del líder palestino. "Es una cuestión táctica, una cuestión de momento político", agregó.

13 de Diciembre de 2001 | 10:50 | EFE
PARIS.- El ministro israelí de Seguridad Interior, Ouzi Landau, afirma que "no debe excluirse" la expulsión del líder palestino, Yasser Arafat, a Túnez, donde estaba la dirección de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) antes de los acuerdos de Oslo.

"Es una cuestión táctica, una cuestión de momento político. No hay que excluir esta eventualidad", dijo Laudau en una entrevista con el vespertino "Le Monde" al ser preguntado si aboga por la vuelta de Arafat a Túnez.

El ministro israelí agregó que Arafat está actualmente "bloqueado en Ramala, sin posibilidad de moverse, como un paria. Para el "presidente" (de la Autoridad Nacional Palestina), es un símbolo".

Landau, miembro del comité director del partido derechista Likud, que lidera el Primer Ministro israelí, Ariel Sharon, dijo que "es preciso atrapar a los responsables y las armas de los grupos terroristas. En cuanto a los responsables políticos, que vuelvan a Túnez".

Preguntado si, al concentrar la lucha antiterrorista contra Arafat, Israel no corre el riesgo de que sean los integristas islámicos los que mañana tomen la dirección política de la rebelión palestina, Landau repuso que prefiere "un Hamas sin máscara a una Autoridad Palestina que avanza enmascarada".

"Las cosas al menos estarán claras. La diferencia es la misma que entre el Estrangulador de Boston y Jack el Destripador. Los dos son asesinos. Sólo cambia la forma de matar", sostuvo.

Según Landau, los acuerdos de paz de Oslo (1993) "no son la solución al problema. Son el problema".

"Se verá más adelante para los planes de paz. El terrorismo es como un tumor que prolifera si no se le destruye (...). Primero hay que erradicarlo", afirmó.

"El tiempo para la política volverá cuando hayamos ganado" esa batalla, afirmó el ministro, quien considera que hasta ahora "Israel ha hecho muy poco para erradicar realmente el terrorismo".

"La destrucción de Israel está inscrita en el código genético de la Autoridad Palestina. Debemos tomar medidas mucho más drásticas para combatirla. Matar a sus soldados, destruir sus edificios, estrangularla financieramente", dijo.

Indicó que no se puede cortar el agua y la electricidad a los palestinos, pero "se puede interrumpir todo el abastecimiento en gasolina, hacer un bloqueo comercial. Hay otras muchas otras formas que aún no hemos aplicado".