EMOLTV

Talibán estadounidense fue acusado formalmente

John Walker Lindh fue instruido de 10 cargos, los cuales conllevan condenas de tres penas capitales más seis sentencias adicionales de 10 y 30 años de prisión.

05 de Febrero de 2002 | 20:02 | REUTERS
WASHINGTON.- John Walker Lindh, el norteamericano acusado de colaborar con la red Al Qaeda, de Osama bin Laden, y de combatir junto a las fuerzas del Talibán en Afganistán, fue instruido el martes de 10 cargos, entre ellos conspirar para matar a estadounidenses.

La acusación formal, presentada por un jurado investigador en Alexandria, Virginia, y anunciada por el procurador general, John Ashcroft, agregó otros cuatro cargos a una demanda penal entablada contra Lindh el mes pasado.

Los cargos conllevan condenas de tres penas capitales más seis sentencias adicionales de 10 y 30 años de prisión, dijo Ashcroft. Ninguno es sancionable con la pena de muerte.

Ashcroft hizo el anuncio un día antes de que Lindh comparezca ante la corte. La instrucción de cargos significa que los fiscales del gobierno en una audiencia prevista para el miércoles no tendrán que presentar evidencia para demostrar una causa probable de que se cometió un delito.

Lindh todavía no ha respondido a los cargos, pero su padre ha proclamado su inocencia.

"La acusación formal alega que Walker Lindh permaneció con su grupo de combate del Talibán, permaneció a pesar de haberse enterado de los ataques terroristas en su patria, a pesar de saber que Osama bin Laden era responsable de esos ataques y a pesar de saber que se planeaban ataques y actos terroristas adicionales", dijo Ashcroft.

La acusación dice que tras el inicio de los bombardeos estadounidenses contra el Talibán en octubre, Lindh "permaneció en su puesto, hombro con hombro con el Talibán, equipado con armas automáticas y granadas de mano", agregó.

Los cuatro cargos adicionales son: conspirar para ofrecer servicios a Al Qaeda, ofrecer servicios al Talibán, y usar y portar armas de fuego y artefactos destructivos en delitos de violencia.

La acusación formalizó los seis cargos previos de conspirar para matar a estadounidenses en el extranjero, involucrarse en transacciones prohibidas con el depuesto gobierno del Talibán, que ofreció refugio a Bin Laden, y respaldar a dos grupos terroristas, entre ellos Al Qaeda, a los que Washington culpa de los ataques con aviones secuestrados del 11 de septiembre.

Sewell todavía no ha decidido si Lindh, quien fue capturado en Afganistán y enviado de regreso a Estados Unidos para enfrentar los cargos, deberá permanecer en prisión mientras espera su juicio.

En una solicitud presentada ante la corte federal de Alexandria, los abogados de Lindh argumentaron que no había riesgo de que el californiano de 20 años, quien se convirtió al Islam cuando era un adolescente, se escape o represente un peligro para la comunidad.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?