Ecuador: Deportación de guerrillero habría violado normas internacionales

El insurgente de las FARC Ricardo Palmera, alias 'Simón Trinidad' fue detenido en Quito, impidiéndosele ejercer su derecho al debido proceso.

06 de Enero de 2004 | 16:40 | AFP
QUITO.- La deportación de Ricardo Palmera ('Simón Trinidad'), guerrillero de las FARC, tras su detención en Quito el pasado viernes, habría violado normas internacionales de derechos humanos, señaló hoy un organismo ecuatoriano.

Pablo de la Vega, del Centro de Documentación en Derechos Humanos "Segundo Montes S. J.", de Quito, explicó en un comunicado, que "las normas internacionales gozan de mayor jerarquía que los acuerdos bilaterales o multilaterales de seguridad invocados por las autoridades gubernamentales".

En él se señala que "ni la tesis de las presuntas infracciones a las leyes ecuatorianas de migración ni la evidente cooperación entre las fuerzas de seguridad ecuatorianas y colombianas, justifican el comportamiento del Gobierno de impedir a Palmera ejercer su derecho al debido proceso".

De la Vega, quien se encuentra en Nueva York, exigió que si hubo una acción penal de deportación, se haga pública el acta del desenvolvimiento de la audiencia establecida por la Ley de Migración vigente, "así como las declaraciones y los alegatos que supuestamente habría presentado 'Simón Trinidad' con la asistencia de su defensor de oficio, en la mencionada audiencia".

Argumentó que si Palmera cometió un delito en territorio ecuatoriano, tipificado por la legislación interna, "exhortamos a la Ministra Fiscal General (Mariana Yepez) a divulgar públicamente la posición del Ministerio Público sobre este caso".

De la Vega aseveró que resulta altamente preocupante para la vigencia del Estado de Derecho que "se traslade a nuestro escenario nacional el discurso y las prácticas de las fuerzas de seguridad colombianas que califican a los insurgentes colombianos como terroristas".

Explicó que ese procedimiento desvirtúa los compromisos y las obligaciones emanadas del Derecho Internacional Humanitario (DIH), que los Estados y los grupos armados de oposición están llamados a respetar.

"Colombia vive desde hace varias décadas un conflicto social, político y armado, y todos los esfuerzos para contribuir a una negociación política de ese conflicto, sin duda, promueven la paz de la región; no obstante, decisiones como la de apresar y deportar a 'Simon Trinidad' atentan contra esa posibilidad", concluyó De la Vega.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas