Colombia adopta medidas de emergencia frente a brote de fiebre amarilla

El ministro de Protección Social, Diego Palacio confirmó que desde el 28 de diciembre pasado han estudiado 114 casos de personas que presentaban síntomas de la enfermedad.

21 de Enero de 2004 | 18:32 | AFP
BOGOTA.- El Gobierno de Colombia adoptó medidas de emergencia, que incluyen la vacunación masiva y el cierre al público de cinco parques naturales, ante un brote de fiebre amarilla en el norte del país, que ha dejado cuatro muertos.

El ministro de Protección Social, Diego Palacio, aseguró hoy que desde el pasado 28 de diciembre, fecha en que se detectó el mal en algunos monos de la Sierra Nevada de Santa Marta, las autoridades de Salud han estudiado 114 casos de personas que presentaban síntomas de la enfermedad.

De esos casos, añadió, once tenían la fiebre amarilla, cuatro de los cuales han fallecido y el resto "se recupera satisfactoriamente" de la enfermedad transmitida por los mosquitos.

"Hay dos pacientes en cuidados intensivos y el resto está saliendo y evolucionando positivamente sin ningún problema", manifestó el funcionario quien aseguró que en febrero Colombia va a reiniciar la producción de la vacuna contra la fiebre amarilla.

Una de las medidas que el gobierno adoptó para evitar el contagio en la Sierra Nevada -considerada la cordillera costera más elevada del mundo-, fue cerrar los cinco parques naturales: Tairona, Sierra Nevada, Isla Salamanca, Ciénaga Grande de Santa Marta y Los Flamencos.

"Es una medida temporal que se levantará cuando las autoridades de Salud nos indiquen que ha pasado la emergencia", afirmó Julia Miranda, directora de la Unidad de Parques Naturales del Ministerio.

Palacio señaló que "en el último mes hemos remitido al menos un millón cincuenta mil vacunas, suministradas especialmente en las estribaciones de la Sierra Nevada y el Parque Tairona".

"Hemos hecho solicitudes de biológicos a otros países, como México, Brasil y Venezuela, que nos donó 500.000 de ellos", añadió el ministro.

Palacio precisó que a la fecha se han aplicado 700.000 vacunas en la costa caribeña y que la vacunación se reforzará con tres millones de vacunas que llegarán al país desde Francia, Brasil y otros países, además de 500.000 de ellas que están siendo aplicadas en la zona norte.

Según el ministro, en las misiones de vacunación en las selvas las brigadas médicas son acompañadas por helicópteros artillados y miembros del Ejército ante las amenazas que han recibido por parte de guerrilleros, paramilitares de extrema derecha y cocaleros.

Las autoridades colombianas establecieron puestos de vacunación en los principales puertos de acceso en los nororientales departamentos de La Guajira, Cesar y Magdalena, los afectados.

En otras regiones del país, como el central departamento de Cundinamarca también se adoptaron medidas para prevenir la propagación del mal. "Realizamos un cinturón de seguridad para garantizar que no nos vaya a llegar la fiebre amarilla", dijo Pablo Ardila, gobernador de esa provincia.

Pese a estas medidas, el viceministro de Salud, Juan López, hizo un llamado a la calma, y explicó que la enfermedad está en Colombia en su ciclo selvático, por lo que se está trabajando para evitar que se propague en las ciudades.

La fiebre amarilla, conocida también como mal de Siam o fiebre de Barbados, es una enfermedad infecciosa aguda, de rápida evolución, que se transmite en los humanos por la picadura del mosquito Aedes Aegyptis y por mosquitos selváticos del género Haemagogus.

Esta enfermedad se manifiesta generalmente en brotes epidémicos de alta mortalidad en las regiones de África, Centroamérica y Sudamérica.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores