Bush: Guerra en Irak fue por "necesidad"

En un intento por defender la intervención estadounidense, el Mandatario aseguró que el líder iraquí Saddam Hussein "tenía la capacidad" de construir armas de destrucción masiva y luego dejar que cayeran en manos de una red terrorista.

08 de Febrero de 2004 | 12:41 | AFP
George W. Bush
Bush siente gran confianza en sus capacidades
WASHINGTON.- Un vulnerable presidente George W. Bush contraatacó este domingo para defender la intervención estadounidense en Irak e intentar detener su caída en los sondeos a nueve meses de las elecciones presidenciales.

Durante una entrevista con la cadena de televisión estadounidense NBC, Bush insistió en que la invasión a Irak fue una "guerra por necesidad", en medio de las crecientes señales de fracaso en la búsqueda de armas prohibidas en Irak.

Esas armas representaron la principal justificación para el conflicto y ahora suponen el principal elemento que daña la credibilidad de Bush.

Las encuestas de opinión anticipan una contienda disputada entre Bush y el favorito demócrata, el senador John Kerry, y un sondeo de CNN/Time/Gallup revelado el domingo, indica que solamente el 44 por ciento de los interrogados cree que el Presidente es "un líder en el que se puede confiar".

En un intento de contraataque, Bush dijo que el líder iraquí Saddam Hussein "tenía la capacidad" de construir tales armas de destrucción masiva.

"Tenía la capacidad de fabricar un arma y luego dejar que cayera en manos de una oscura red terrorista", insistió Bush. "Con el tiempo podría haber desarrollado un arma nuclear. No digo que inmediatamente, sino con el tiempo", agregó.

Insistiendo que había iniciado "una guerra por necesidad", Bush sugirió que Saddam Hussein podría haber destruido sus arsenales, haberlos escondido o transportado a un país vecino.

La Casa Blanca debió revisar su argumentación previa a la guerra luego que el ex inspector de armas estadounidense, David Kay, dijo que probablemente no existieran armas prohibidas en Irak poco antes de la invasión.

Bush respondió al llamado de Kay para realizar una investigación sobre lo que describió como un enorme fracaso de inteligencia, pero argumentó que creía que el informe final de esa comisión no debía ser conocido hasta marzo de 2005, meses después de las elecciones.

"Habrá tiempo suficiente para que el pueblo estadounidense evalúe si tomé o no buenas decisiones, si tuve o no buen criterio", dijo Bush.

Además defendió la tarea de la CIA en la búsqueda de la información y el trabajo de su director, George Tenet.

"Creo verdaderamente que la CIA está bien dirigida por George Tenet", manifestó.

En momentos en que soldados de las tropas estadounidenses siguen muriendo en Irak -más de 500 desde la caída de Saddam Hussein- y el plan de Washington para la transición política en el país enfrenta la resistencia de la mayoría chiíta, Bush reconoció que existía "nerviosismo" entre los iraquíes sobre su futuro.

"Hay nerviosismo porque no están exactamente seguros cómo será su forma de gobierno", afirmó el Mandatario, quien descartó que fuera a nacer en Irak un régimen fundamentalista islámico.

"No van a desarrollar eso", dijo Bush. "Ese pueblo está comprometido con una sociedad pluralista", agregó.

Anticipando los comicios del 2 de noviembre, Bush predijo: "No voy a perder". Sin embargo se negó a ratificar la predicción de un aliado legislativo quien dijo que las tropas estadounidenses capturarán a Osama Bin Laden antes de los comicios.

"No tengo idea si lo capturaremos o si lo someteremos a la justicia", dijo el Presidente.

De todos modos, afirmó que consideraba que Washington estaba haciendo un "muy buen trabajo" para desmantelar la red Al Qaeda y que "dos tercios de sus jefes fueron capturados o matados".

"Soy un Presidente en tiempos de guerra", declaró.

"Tomo decisiones en la Oficina Oval en asuntos de política exterior con la guerra en mi mente. Otra vez, quisiera que no fuera verdad, pero es verdad. Y el pueblo norteamericano necesita saber que tiene un Presidente que ve el mundo tal como es. Y veo peligros que existen, y es importante para nosotros lidiar con ellos", aseguró.

Asimismo se defendió de las acusaciones de que no se presentó para instrucción en la Guardia Nacional durante la guerra de Vietnam, a partir de 1972, y dijo que la denuncia era "simplemente errónea".

El tema tomó estado público en 2000, luego que una investigación del diario The Boston Globe concluyó que no había evidencia alguna de que Bush hubiera cumplido con sus obligaciones en la Guardia Nacional entre mayo de 1972 y octubre de 1973 cuando recibió una baja honorable del servicio.

"No habrá evidencia, pero sí me reportaba; de otra forma no habría sido dado de baja honorablemente", dijo.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores