Israel: Tribunal Supremo comienza audiencia sobre barrera de seguridad

Varios grupos defensores de los derechos civiles presentaron una demanda contra el cerco israelí, por estar construido en gran parte sobre territorio ocupado palestino y porque -aseguran- dificulta la vida de la población palestina de una forma inhumana.

09 de Febrero de 2004 | 10:01 | DPA
JERUSALÉN.- El Tribunal Supremo de Israel inició hoy la audiencia sobre la legalidad de la polémica "valla de seguridad" que el Gobierno israelí está construyendo a lo largo de la frontera con Cisjordania.

Varios grupos defensores de los derechos civiles presentaron una demanda contra el cerco israelí, por estar construido en gran parte sobre territorio ocupado palestino.

La construcción dificulta la vida de la población palestina de una forma inhumana, se asegura en la demanda. El debate en Jerusalén comienza tan sólo dos semanas antes de la audiencia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre el mismo tema.

El abogado Malkiel Blass, que representa a la Fiscalía israelí, insistió al comienzo de la audiencia en Jerusalén en que el recorrido de la "valla de seguridad" -como la denomina Israel- todavía no está definido del todo. "Esto es todo dinámico, todavía va a haber cambios", aseguró Blass.

Según la prensa local, en vista de las numerosas críticas internacionales, Israel va a construir en varios lugares el cerco de seguridad más hacia el oeste, en dirección a la frontera de 1967, de lo inicialmente planeado.

Las demandas debatidas hoy no son las primeras presentadas en contra de la construcción, pero sí las primeras de naturaleza básica. Hasta ahora se debatieron sólo problemas específicos en lugares concretos del muro, como la separación de agricultores palestinos de sus campos.

El diario israelí "Maariv" afirma hoy que, según una recomendación de expertos en relaciones públicas, las partes del cerco construidos con hormigón deberían ser pintados de colores alegres para que tenga un aspecto menos amenazador. De acuerdo con los planes de Isarel, alrededor de una décima parte de los 200 kilómetros de la "valla de seguridad" estará constituida por altos muros de hormigón.

"Si el muro está pintado, tendrá un aspecto más estético y los daños de imagen de cara a la opinión pública serán menores", aseguró un funcionario del Ministerio del Exterior israelí.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores