Castro arremete contra FMI y advierte a EE.UU. sobre provocar invasión a Cuba

Vestido con un traje sastre gris, Castro fustigó al "neoliberalismo capitalista" en un discurso de más de cuatro horas, que se extendió hasta esta madrugada, y con el cual clausuró el VI Encuentro de Economistas sobre Globalización y problemas de Desarrollo, que se llevó a cabo desde el lunes pasado en La Habana.

14 de Febrero de 2004 | 10:07 | AFP
LA HABANA. - El Presidente cubano Fidel Castro arremetió este sábado contra los "mortíferos consejos" del Fondo Monetario Internacional (FMI) a los países subdesarrollados y reiteró su advertencia al gobierno de Estados Unidos al afirmar que Cuba está "siempre en guardia" para defenderse en caso de invasión.

Vestido con un traje sastre gris, Castro fustigó al "neoliberalismo capitalista" en un discurso de más de cuatro horas, que se extendió hasta esta madrugada, y con el cual clausuró el VI Encuentro de Economistas sobre Globalización y problemas de Desarrollo, que se llevó a cabo desde el lunes pasado en La Habana.

"Las políticas y recomendaciones del FMI a los países del Tercer Mundo, aconsejando elevar las tasas de interés y ordenando privatizaciones, son mortíferos consejos" que no hacen más que ahondar los dramas que viven esos pueblos, dijo.

Ennumeró los problemas que enfrentan los países pobres debido a "los desiguales términos del intercambio comercial", "los altos costos del transporte de mercaderías", "la depreciación de sus monedas", "la fuga de capitales" y "los subsidios" que aplican las naciones industrializadas.

Advirtió que el mundo se encamina hacia "una crisis insostenible e intolerable" que conducirá a futuros estallidos sociales en la región, "semejantes a los que sacudieron a Bolivia y Argentina" el año pasado.

Leyó luego cables de agencias de prensa con declaraciones de miembros de la administración del presidente George W. Bush, para demostrar la existencia de "amenazas directas a Cuba", que incluirían hasta planes de invasión militar a la isla de gobierno comunista y la "instauración de un régimen de transición".

"Los conocemos demasiado bien (a los gobernantes estadounidenses) como para descuidarnos un sólo segundo. Siempre estamos en guardia", enfatizó Castro tras afirmar que su país está preparado para enfrentar los presuntos "plancitos descabellados y aventureros" de Washington, según los calificó.

Precisó que los norteamericanos "no podrán pagar el precio de lo que sería una invasión a nuestro país", pero no descartó la posibilidad de que intenten asesinarlo, ya que "ellos buscan acelerar esa transición" política en la isla.

"¿Cómo acelerar la transición en Cuba? La única forma es procediendo a una ejecución extrajudicial, dijo Castro, quien emplazó a Bush por segunda vez en una semana para que responda "sobre si está usando o no la facultad de ordenar ejecuciones" de dignatarios extranjeros.

En tono desafiante, el jefe de Estado cubano indicó que en caso de una intervención militar en su país "sabremos honrar nuestras obligaciones y deberes hasta el último aliento".

Al concluir su discurso, Castro sustituyó su tradicional proclama de "Patria o Muerte" por el saludo de los antiguos gladiadores romanos al ingresar a la arena y, dirigiéndose en forma irónica a Bush, dijo: "Salve César, los que van a morir te saludan".

En el VI Encuentro Internacional de Economistas participaron 1.469 profesionales y técnicos; representantes de 11 organismos financieros internacionales y dos Premios Nobel de Economía, los estadounidenses James Heckman y Daniel MacFadden -galardonados en el 2000-, así como el ex presidente de Colombia, Ernesto Samper.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores