Presos de cárcel de Ecuador retienen a 470 personas como medida de protesta

Alegan ante graves problemas que aquejan al sistema penitenciario del país.

15 de Febrero de 2004 | 22:25 | AFP
QUITO.- Los presos de una cárcel de Ecuador decidieron hoy mantener retenidas a unas 470 personas en protesta ante graves problemas que aquejan al sistema penitenciario del país, informó Washington Grueso, dirigente de los internos.

Dijo que en uno de los recintos penitenciarios de Quito están retenidos 70 hombres, 280 mujeres y 120 niños, la mayoría familiares de los presos que llegó de visita.

Un portavoz de la Policía señaló a la AFP que desconocía esa situación, que en principio incumbe a la dirección nacional de Rehabilitación Social.

Grueso agregó que la protesta se debe a que la justicia no ha acelerado los trámites para dejar en libertad a detenidos que han permanecido sin sentencia más de un año, el hacinamiento y la falta de servicios básicos como agua potable en la principal cárcel del puerto de Guayaquil, 275 km al suroeste de Quito.

"El panorama es de tranquilidad", dijo Grueso, quien sostuvo que no hay méritos para que la Policía intervenga debido a que la protesta es pacífica a pesar de que hay retenidos.

Anotó que los presos de otras penitenciarías como de las ciudades andinas de Ibarra (75 km al norte) y Tulcán (150 km al norte y fronteriza con Colombia) también se sumaron a la protesta, sin precisar si hay retenidos en esos sitios.

El 15 de enero pasado, el gobierno nacional declaró en estado de emergencia a las cárceles debido al hacinamiento, que ha desatado hechos de violencia, y la justicia anunció que dejará en libertad a 1.462 presos por permanecer detenidos sin sentencia más de un año, como establece la Constitución.

Según Grueso, hay un "terrible hacinamiento", pues los establecimientos carcelarios de Ecuador tienen capacidad para 6.000 presos y albergan a 12.500.

El gobierno nacional consideró hace un mes que el país ha sufrido el colapso general de las penitenciarías, provocado por la saturación, hacinamiento y deterioro del sistema de control y vigilancia de los internos.

Señaló que ante esa situación, los detenidos han protagonizado hechos de violencia y autoflagelación en busca de atención estatal, ocasionando conmoción interna en las cárceles.

El ministro de Gobierno (Interior), Raúl Baca, anunció que la emergencia permitirá mejorar el sistema carcelario, ampliando su capacidad con trabajos que incluirán nuevos recintos.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores