Haití sufre un golpe de estado, dice primer ministro

Yvon Neptune pidió ayuda a la comunidad internacional, aun cuando Estados Unidos y Francia expresaron su renuencia a usar la fuerza para poner fin la insurrección en este país caribeño.

17 de Febrero de 2004 | 17:34 | AP
PUERTO PRINCIPE.- El Primer Ministro de Haití denunció el martes que hay un golpe de estado en su país y pidió ayuda a la comunidad internacional, aun cuando Estados Unidos y Francia expresaron su renuencia a usar la fuerza para poner fin la insurrección en este país caribeño.

El Premier Yvon Neptune habló un día después que ex soldados se unieron a la rebelión y capturaron la población de Hinche, en el centro del país, acrecentando el temor de una guerra civil y un retorno a la época en que el ejército torturaba y asesinaba opositores.

"Somos testigos de la puesta en marcha de la máquina del golpe de estado", dijo Neptune a periodistas. Indicó que la fuerza policial, de 5.000 miembros, no está bien equipada para responder y que espera que la comunidad internacional intervenga "a fin de demostrar que realmente desea la paz y la estabilidad en Haití".

Se negó a decir si eso significa una intervención militar. El Presidente Jean-Bertrand Aristide dijo el lunes que había pedido "ayuda técnica" a la Organización de Estados Americanos.

Rebeldes han desalojado a la policía de más de una docena de poblaciones en 12 días y controlan ahora la mayoría de los caminos al distrito Artibonite, el granero de Haití, donde viven casi un millón de los ocho millones de habitantes del país.

Pero el secretario de Estado Colin Powell dijo el martes a la cadena CNN que "no existe por ahora entusiasmo alguno para enviar a fuerzas militares o policiales con el propósito de poner fin a la violencia que estamos presenciando".

Powell dijo que la comunidad internacional desea "una solución política" y que sólo entonces algunas naciones ofrecerán una presencia policial para implementar tal acuerdo.

Francia, que dominó Haití en el siglo XVIII, dijo que estaba evaluando los riesgos de enviar tropas de paz.

El vocero del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados, Ron Redmond, dijo que la agencia se estaba reuniendo en Washington con funcionarios estadounidenses y caribeños para discutir cómo enfrentar un posible éxodo de haitianos. Funcionarios del ACNUR también se reunieron con las autoridades cubanas, dijo.

"Tenemos ciertamente esperanzas de que esos gobiernos recibirán personas que buscan asilo", dijo Redmond a periodistas. Expresó que el ACNUR está dispuesto a ayudar.

Testigos dijeron que unos 50 rebeldes atacaron el lunes la estación policial en Hinche y mataron a tres agentes antes de que la policía huyese de la ciudad, de 50.000 habitantes. Hinche se halla a unos 110 kilómetros al noreste de Puerto Príncipe.

Los testigos dijeron que los rebeldes eran encabezados por Louis-Jodel Chamblain, un ex soldado que encabezó el temible escuadrón de la muerte Frente por el Fomento y el Progreso de Haití, que mutiló y asesinó a centenares de partidarios de Aristide durante la dictadura militar entre 1991 y 1994.

Aristide, un sacerdote de áreas marginales que predicó la revolución, barrió en los comicios de 1990 convirtiéndose en el primer presidente libremente electo del país. Fue derrocado en un golpe en 1991, y repuesto en el cargo cuando Estados Unidos envió 20.000 soldados a Haití en 1994.

En 1995, Aristide eliminó el ejército y estableció en su lugar una fuerza policial de 5.000 efectivos para lidiar con disturbios, no con una rebelión militar.

Se cree que no hay más de 100 rebeldes en Gonaives, donde se inició el 5 de febrero un alzamiento para derrocar a Aristide. Los insurgentes lograron rechazar la semana pasada un ataque policial para recuperar la ciudad y en los enfrentamientos murieron 30 personas, en su mayoría policías, según la Cruz Roja de Haití.

Por lo menos 56 personas han muerto en la revuelta que se ha extendido a partir de Gonaives, ciudad situada a unos 110 kilómetros al noroeste de Puerto Príncipe.

Hace exactamente dos siglos, en 1804, esclavos haitianos se alzaron contra las tropas de Napoleón Bonaparte y las derrotaron, creando la primera nación independiente de América Latina. Fue la única exitosa revuelta de esclavos a nivel mundial.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores