Perú exige a Japón mayor celeridad en la extradicción de Fujimori

El canciller peruano Manuel Rodríguez envió a Asia un grupo de especialistas para que soliciten al gobierno japonés gestiones más rápidas respecto al pedido de extradición que pesa sobre el ex presidente peruano desde julio de 2003.

17 de Febrero de 2004 | 22:21 | AFP
LIMA.- El canciller peruano Manuel Rodríguez justificó este martes el envío de una misión diplomática a Tokio para fundamentar la extradición del ex presidente Alberto Fujimori, ante la demora de Japón en responder al pedido peruano.

"Queremos mayor celeridad en el caso de ser posible", dijo el canciller al justificar la misión que comenzará este miércoles sus contactos ante el ministerio de Justicia y de Relaciones Exteriores del Japón.

El Canciller indicó que la misión viajó a "instancias de Lima y producto de un mutuo acuerdo con las autoridades japonesas".

Rodríguez indicó que los resultados de la misión "no serán comunicados a la prensa".

La aparente demora de Tokio en responder a Lima sobre el pedido de extradición de Fujimori presentado en julio pasado a Japón habría influido en la decisión de Lima.

La justicia peruana acusa al ex mandatario (1990-2000) de presuntos delitos de lesa humanidad por la muerte de 25 personas durante la guerra contra el terrorismo en Perú en 1991-92.

La misión peruana la integran diplomáticos, representantes de la fiscalía y de la procuradoría (abogados del Estado).

El titular peruano precisó que "la misión no es parte del procedimiento de extradición, que sólo tiene dos momentos: La entrega de la solicitud y la respuesta de Japón".

Su finalidad es aportar información "mucho más precisa y profunda en relación a los fundamentos de la solicitud de extradición" de Fujimori, quien vive en Tokio desde que fue destituido como presidente en noviembre de 2000.

Lo que queremos es un "juicio justo destinado a evitar la impunidad" en el país, dijo el Canciller.

Las posibilidades de que Japón entregue a Fujimori son difíciles, según analistas, dado que no existe tratado de extradición entre ambos países.

El caso se complica más por el hecho de que el ex presidente es también japonés y la ley nipona no contempla la extradición de sus connacionales.

Lima quiere convencer a Tokio que no hay motivos políticos detrás del pedido de extradición y que Fujimori debe regresar a Perú a responder si ordenó las masacres de Barrios Altos y La Cantuta, donde murieron 25 personas en 1991-92.
La justicia peruana acusa al ex mandatario (1990-2000) de ser presunto autor intelectual de las matanzas, imputadas a un escuadrón de la muerte del servicio de inteligencia y perpetradas en el marco de la guerra contra el terrorismo.

Fujimori, de 65 años, niega toda responsabilidad en los crímenes de la Universidad La Cantuta y de Barrios Altos, en Lima, y asegura ser víctima de una persecusión política.

Investigaciones de la fiscalía determinaron que Fujimori fue quien ordenó al escuadrón de la muerte conocido como "Colina"’ ambos crímenes, bajo la sospecha de que las víctimas eran integrantes de Sendero Luminoso (maoísta).

Fujimori dirigió Perú de 1990 al 2000 y fue destituido tras un escándalo de corrupción que tumbó a su tercer gobierno.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores