Líder aimara boliviano considera "corriente" linchamiento de alcalde

Felipe Quispe indicó que en el futuro formarán una nación integrada por los aimaras de Bolivia, Perú y Chile.

28 de Abril de 2004 | 23:04 | Efe
LIMA.- El líder de los aimaras bolivianos, Felipe Quispe, afirmó hoy que el linchamiento de un alcalde a manos de los aimaras peruanos "no es nada" y es asunto "corriente" entre los miembros de su etnia.

Quispe declaró por teléfono al canal N de la televisión por cable local que el asesinato el lunes pasado del regidor de la localidad peruana de Ilave, Cirilo Robles, es parte del pensamiento que tienen los aimaras para castigar a los que consideran ladrones.

"Eso es muy corriente, era un ladrón, no lo vamos a premiar...muchas veces aquí en Bolivia capturamos al ladrón, al que roba nuestra alcaldías, lo entregamos a la justicia, están unos días en la cárcel y después se vengan de nosotros", acotó.

Robles murió el lunes pasado tras ser secuestrado por miles de personas en Ilave que lo lincharon por considerar que había incurrido en corrupción y nepotismo.

"Eso no es nada, creo que por primera vez en la historia peruana está ocurriendo este ajusticiamiento", comentó Quispe para después señalar que en su país existen "muchas provincias liberadas, donde no tenemos alcaldes, policías, ni tránsito".

Agregó que en esos lugares rigen las autoridades comunales, con sus propios estatutos, filosofía y religión sin usar la Constitución política boliviana.

Quispe indicó que para ellos "no existen fronteras" y cree que en el futuro formarán una nación integrada por los aimaras de Bolivia, Perú y Chile. "Creo que vamos a llegar a eso", acotó.

La calma volvió hoy a la población de Ilave, después de que los pobladores decidieran en una asamblea mantener al concejo municipal y sus representantes afirmaran que nunca tuvieron la intención de asesinar al alcalde Robles.

Los dirigentes de Ilave afirmaron a una comisión enviada por el gobierno que "nunca" pensaron que la protesta terminaría con un asesinato y pidieron no ser perseguidos por las autoridades.

Un portavoz de los comisionados dijo que se advirtió a los dirigentes de que "no habrá impunidad" sobre el caso y que todos los implicados serán sometidos a un proceso que respete sus derechos.

Las protestas de la población aimara de esa región se inició hace 25 días para solicitar la dimisión por presunta corrupción de tres alcaldes de la provincia del Collao, en el departamento de Puno y fronteriza con Bolivia.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores