Madrid recupera la normalidad tras la histórica boda real

Las calles amanecieron tranquilas, con poca gente. Los últimos miembros de casas reales y autoridades extranjeras fueron escoltados desde primeras horas de la mañana hasta el aeropuerto de Barajas, en Madrid, para volar de regreso a sus países.

23 de Mayo de 2004 | 10:03 | Reuters
MADRID.- Madrid recuperó el domingo la normalidad que había sacrificado alegremente el sábado para la celebración de su primera boda real en un siglo, entre el heredero de la corona, Felipe de Borbón y la periodista Letizia Ortiz.

Las calles amanecieron tranquilas, con poca gente. Los últimos miembros de casas reales y autoridades extranjeras fueron escoltados desde primeras horas de la mañana hasta el aeropuerto de Barajas, en Madrid, para volar de regreso a sus países.

La boda de la pareja que muchos españoles creen destinada a modernizar la monarquía española fue solemne y sobria, con la lluvia como inoportuna protagonista.

"Felipe y Letizia renuevan la Corona" fue el titular elegido por el diario El País para un acontecimiento histórico que también estuvo marcado por extremas medidas de seguridad y por el recuerdo de las víctimas de los atentados del 11 de marzo, en los que perdieron la vida 191 personas.

El Mundo optó por enfatizar el pésimo tiempo que hizo durante la ceremonia: "Un ’Sí’ bajo la lluvia", tituló este diario sobre el enlace al que asistieron más de 1.500 invitados.

Aunque el ajetreo de las calles se desvaneció el sábado, el interés popular por todo lo relacionado con la boda de los príncipes de Asturias siguió manifestándose el domingo en la catedral de La Almudena, donde miles de madrileños hicieron filar para entrar a ver el templo aún decorado y, de paso, arrancar trozos de la alfombra roja que pisó la novia, según la cadena radial SER.

De los recién casados, lo único que trascendió a los medios es que su viaje de novios tendrá dos destinos seguros. Los príncipes de Asturias acudirán la próxima semana a la capital jordana para asistir a la boda de heredero del trono y durante su viaje a Italia llegarán al Vaticano, donde serán recibidos por el Papa en audiencia privada, dijo El País.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores