Daniel Ortega lamenta muerte Reagan y pide que Dios lo perdone

"Es lamentable la muerte de un ser humano, pero es más lamentable que cuando ese ser humano estuvo ejerciendo un poder tan grande que es el poder de ser presidente de los Estados Unidos, haya cometido crímenes", dijo el ex presidente sandinista.

06 de Junio de 2004 | 17:50 | Reuters
MANAGUA.- El ex presidente de Nicaragua Daniel Ortega dijo el domingo que lamentaba la muerte del ex presidente estadounidense Ronald Reagan, quien promovió a los rebeldes derechistas que intentaron derrocar su gobierno izquierdista en la década de 1980.

Ortega, líder del gobierno sandinista que enfrentó la hostilidad de la política estadounidense en esa década, dijo que Reagan cometió "crímenes que quedaron sin castigo", pero que pedía a Dios por su perdón.

"Es lamentable la muerte de un ser humano, pero es más lamentable que cuando ese ser humano estuvo ejerciendo un poder tan grande que es el poder de ser presidente de los Estados Unidos, haya cometido crímenes", dijo Ortega.

"Solo restaría decir ante el fallecimiento del presidente Reagan, decir como buenos cristianos, que Dios le perdone", dijo Ortega en un discurso por el 25 aniversario del inicio de una insurrección popular contra el ex dictador Anastasio Somoza, en la ciudad de Masaya, 26 kilómetros al sur de Managua.

La insurrección liderada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional derribó a Somoza en julio de 1979 y el nuevo gobierno izquierdista pronto buscó apoyo en Cuba y la desaparecida Unión Soviética.

Reagan, que asumió la presidencia de Estados Unidos en 1981, autorizó a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) a brindar apoyo a los rebeldes derechistas o "contras" para combatir al gobierno sandinista en una guerra que se prolongó durante la década de 1980 y dejó unas 50.000 víctimas.

El ex presidente estadounidense enfrentó su peor momento político en 1986, cuando se conoció que Estados Unidos vendió armas a Irán para financiar y entrenar a los contras, pese a la prohibición del Congreso estadounidense.

Por su parte, el ex miembro del directorio político de los contras, Adolfo Calero, elogió el apoyo de Reagan a su causa y dijo que "el problema de Nicaragua representaba un asunto de seguridad nacional para los Estados Unidos".

Calero dijo a una televisora local que en Nicaragua había "una avanzada comunista y él (Reagan) no estaba dispuesto a tolerarla".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores