Comandante estadounidense aprobó maltratos en Irak

Según "The Washington Post", el general Ricardo Sánchez dio luz verde al personal de la cárcel de Abu Ghoreib para aplicar métodos extremos de interrogatorio.

12 de Junio de 2004 | 12:31 | DPA
WASHINGTON.- El general Ricardo Sánchez, comandante de las tropas estadounidenses en Irak, aprobó personalmente una serie de métodos de interrogatorios "extremos", entre ellos la amenaza a prisioneros con perros, la privación de sueño y el aislamiento durante largo tiempo, publica hoy la prensa norteamericana.

El rotativo "The Washington Post" cita documentos a los que ha tenido acceso. Según éstos, Sánchez dio luz verde al personal en la cárcel de Abu Ghoreib para aplicar estas "tácticas de interrogatorio".

En total, Sánchez eligió en septiembre del año pasado 32 métodos de una lista que anteriormente había sido ya empleada en la base de Guantánamo, Cuba, según la fuente.

Algunas de ellas fueron desterradas de nuevo en octubre por el propio Sánchez, después de ser rechazadas por el Comando Central estadounidense en el Golfo. Se trataba de métodos aún más extremos, de los que el personal de Abu Ghoreib pudo hacer uso tras la instrucción inicial del general con la aprobación de un oficial que participase en los interrogatorios.

Según el rotativo, el personal del penal tenía manos libres para, entre otras cosas, dejar a los prisioneros aislados durante más de 30 días con sólo agua y pan.

Perros militares podían utilizarse para intimidar a los presos. También se podía dejar a los prisioneros a temperaturas extremas y hasta 45 minutos en posiciones muy incómodas. Sánchez prohibió estos métodos cuando las fotografías de maltratos a los prisioneros por parte de soldados estadounidenses dieron la vuelta al mundo en mayo.

Según el "Washington Post", entre las tácticas de las que el general prescindió tras las objeciones del Comando Central, se encuentra la privación de objetos religiosos y medidas para humillar a los prisioneros.

Como se informó, entre tanto, oficialmente, un infante de marina de 27 años deberá afrontar sus responsabilidades por maltratos a un prisionero ante un tribunal militar. Se le acusa de haber torturado con electrochoques a un preso.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores