Financista suizo revela sobornos por 25 millones de dólares en gobierno de Menem

Se trata de Lionel Queudot, directivo de Finego SA. Esa firma habría sido la intermediaria para el giro de US$ 25 millones desde Buenos Aires a bancos de EE.UU. y Francia

16 de Junio de 2004 | 09:15 | Por Gabriel Sued/La Nación de Buenos Aires
BUENOS AIRES.- La Oficina Anticorrupción (OA) presentó ayer ante la Justicia elementos para probar que el gobierno de Carlos Menem cobró un soborno de 25 millones de dólares a cambio de otorgar en 1997 el control del espacio radioeléctrico a la filial argentina de la empresa francesa Thales Spectrum.

La OA, que actúa como querellante en la causa, aportó datos que hasta ahora se desconocían en el sumario que instruye el juez federal Jorge Urso y refuerza otros revelados antes por el semanario francés Le Point, el primero en denunciar el pago de coimas.

A saber, el testimonio de Lionel Queudot, directivo de la financiera suiza Finego SA, que confirmó que actuó de intermediario para que Thales de Argentina girara el dinero a cuatro bancos en los Estados Unidos y a uno en Francia. Por primera vez se revela que para ello Thales se valió de terceras empresas.

La OA aporta también los nombres de las entidades bancarias y los números de cuatro de las cinco cuentas utilizadas en la maniobra denunciada.

El contrato entre Thales y el Estado argentino fue anulado en enero último por el presidente Néstor Kirchner por incumplimiento del acuerdo que consistía en el control del espacio aéreo para el uso de celulares y señales de radios. Anteayer, el gerente de Thales Francia, Denis Ranque, negó que su empresa estuviera vinculada con hechos de corrupción.

Los elementos que constan en la denuncia de la OA fueron obtenidos en una declaración por escrito que el financista realizó el 30 de abril último ante la embajada argentina en Berna, Suiza. Unos días antes, Queudot se había reunido con el jefe de la OA, Daniel Morín.

En su presentación, Morín solicitó a Urso que se liberen exhortos para pedir información al Brown Brother Harriman & Co, al Bank of New York, al Citibank, al Standart Chartered Bank y al Société Générale, de París, acerca de los propietarios y los movimientos de las cuentas en las que se habría depositado el dinero.

Morín reclamó, además, que se prohíba la salida del país de Jorge Neuss, directivo de Thales. Este era un asiduo compañero de golf del ex presidente Menem y actuó, de acuerdo con la denuncia, como el intermediario local para el pago de los sobornos. Según relató Queudot, fue él quien le presentó a Menem en París en 1998.

Si bien la denuncia no imputa a ningún funcionario del menemismo en particular, fuentes de la OA destacaron que Menem firmó el decreto que otorgó la concesión, que antes le había elevado el ex secretario de Comunicaciones Germán Kammerath.

"La información proporcionada por Queudot permite acreditar la existencia de las coimas y profundizar la investigación a efectos de poder determinar quiénes fueron concretamente los beneficiarios de ese soborno", dice el escrito de la OA.

En su declaración, Queudot realizó una detallada descripción del presunto camino que siguieron los fondos de los sobornos. Precisó que en 1997 fue contactado por Jean Rostan D´Ancezune, directivo de Thales en la Argentina, para que gestionara desde Ginebra operaciones de la sociedad irlandesa Serba. Finego y Thales firmaron ese año un contrato de asesoramiento por el cual Queudot debía recibir mensualmente 135.000 dólares. El financista dijo que ese dinero fue transferido a cuentas en EE.UU. y Francia.

El primer millón de dólares se transfirió a las cuentas mencionadas, siempre según Queudot, por intermedio de la irlandesa Serba. La transferencia de otros 20 millones de dólares se realizó en dos pagos de 10 millones, para los que se utilizó una subcuenta de una sociedad inglesa.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores