Al Sader niega que vaya a disolver sus milicias chiítas

El líder radical chiíta iraquí amenazó además con nuevos ataques de su milicia, el Ejército del Mahdi, contra las tropas extranjeras en Irak.

05 de Julio de 2004 | 08:42 | DPA
NAYAF/EL CAIRO.- El líder radical chiíta iraquí Muktada al Sader emitió hoy un desafiante comunicado en el que desmiente las declaraciones del Primer Ministro interino Iyad Allawi, quien aseguró que el clérigo había manifestado su intención de disolver sus milicias.

Al Sader amenazó además con nuevos ataques de su milicia, el Ejército del Mahdi, contra las tropas extranjeras en Irak: “La lucha contra la ocupación seguirá hasta que haya soberanía completa y elecciones limpias. No disolveremos las milicias”, dijo el líder religioso en Nayaf.

Paralelamente instó a los iraquíes a que no se concentren demasiado en el proceso contra el derrocado Saddam Hussein. “Esto no debe apartarles de concentrarse en las cuestiones realmente importantes, sobre todo el futuro político del país”, dijo.

El rotativo árabe editado en Londres “Al Hayat” informó hoy de que Al Sader ha enviado una carta al gobierno de transición encabezado por Allawi, ofreciendo la disolución de su milicia, pero exigiendo la garantía de que los milicianos sean incluidos en el aparato policial y en el Ejército.

Allawi había hecho un ofrecimiento de este tipo hace pocas semanas a los milicianos de partidos políticos, pero excluyó al Ejército del Mahdi.

El ministro de Justicia iraquí, Malek Duhan al Hassan, dijo a “Al Hayat” que el gobierno de transición se resiste a incluir en su oferta a la milicia de Al Sader porque considera que ha sido infiltrada por numerosos antiguos miembros del Partido Baath del derrocado dictador Saddam Hussein.

“A pesar de que los milicianos del Mahdi recientemente trabajaron junto a la policía iraquí para ayudar a asegurar la capital en un gesto de buena voluntad, miembros del comité ministerial expresaron sus reservas sobre la integración de los milicianos en las fuerzas armadas” iraquíes, señaló Al Hassan.

Observadores creen ahora que con su amenaza, Al Sader responde a la “indiscreción” del gobierno al hacer pública la oferta del clérigo en vez de haber sido discreto al respecto. Según dicen los observadores, el gobierno ha hecho daño a la imagen combatiente de Al Sader.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores