Filipinas ordena regreso de contingente humanitario en Irak

La cancillería filipina sostuvo que los diez soldados partieron a las 05:00 GMT vía Kuwait, donde "tomarán un vuelo comercial a Manila", con el fin de salvar la vida del conductor de camiones Ángelo de la Cruz, secuestrado por extremistas iraquíes.

16 de Julio de 2004 | 08:24 | DPA
MANILA.- El jefe del contingente humanitario de Filipinas en Irak y diez de sus miembros abandonaron hoy el país del Golfo Pérsico, en el marco de los esfuerzos del gobierno de Manila para salvar la vida de un ciudadano filipino secuestrado por extremistas iraquíes, confirmó el Ministerio del Exterior filipino.

La ministra del Exterior, sostuvo que los miembros del contingente, que originariamente contaba con 51 personas, "saldrán de Irak pronto" para cumplir con las exigencias de los secuestradores del conductor de camiones Angelo de la Cruz, a quien han amenazado con ejecutar.

“El gobierno filipino ha llamado a regresar al jefe del contingente humanitario filipino en Irak”, dijo la ministra en declaraciones a la televisión local. “El jefe abandonará Irak hoy con diez miembros del contingente humanitario”, agregó.

“El resto de los miembros del contingente saldrán de Irak pronto”, aseguró.

La ministra dijo que los diez soldados partieron a las 05:00 GMT vía Kuwait, donde “tomarán un vuelo comercial a Manila”. El jefe del contingente, general de brigada Jovito Palparan, hará lo mismo a las 13:00 GMT.

“Espero encontrarme con él (Palparan) y recibir su informe sobre los preparativos finales para el regreso del resto del contingente humanitario”, agregó Albert.

El miércoles, Albert anunció que el contingente filipino en Irak se había reducido de 51 a 43 efectivos. Con la marcha de soldados, ya sólo quedan 32 miembros en el país del Golfo. Sin embargo, el gobierno no ha querido dar más detalles o confirmar las cifras.

“La vida de nuestro connacional, Angelo, está en juego”, explicó el portavoz presidencial, Ignacio Bunye. “No queremos dar ninguna señal errónea que pudiera poner en peligro su seguridad”.

El jueves, los extremistas que retienen a de la Cruz dijeron en un comunicado enviado a la cadena árabe Al Jazeera que sólo liberarán a su rehén después de que el último soldado filipino haya abandonado Irak, antes de finales de mes.

Después de que el propio de la Cruz dijera en una cinta de video emitida ayer que iba a regresar pronto a casa, sus familiares y amigos del secuestrado se manifestaron optimistas pero con cautela. Aun así, los preparativos para su recepción ya han comenzado en su ciudad, México, en la norteña provincia filipina de Pampanga.

Así, se ha erigido una gran tienda de campaña y se han colocado señales que indican la dirección de la casa de la Cruz, mientras que las casas han sido adornadas con cintas amarillas, tradicionales para saludar el regreso a casa de un familiar.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores