Al menos 68 muertos por atentado en ciudad iraquí

El atacante suicida condujo un autobomba hacia un grupo que estaba reunido ante la estación de policía de al-Nallda, cerca de unas barreras de concreto, para solicitar empleo como policía.

28 de Julio de 2004 | 07:40 | AP/EFE
BAGDAD.- Un atacante suicida hizo estallar un automóvil bomba ante una estación de policía en Bakuba el miércoles, con saldo de al menos 68 muertos y casi un centenar de heridos.

La mayor tragedia del Irak de la transición se desató sobre las 9:00 horas de la mañana hora local (5.00 GMT), cuando un coche cargado de explosivos conducido por un joven estalló frente a una comisaría de Policía, en el centro de la ciudad.

A esa hora, decenas de personas, también jóvenes iraquíes, hacían cola a la puerta de un vecino centro de reclutamiento de la Guardia Nacional iraquí con la esperanza de ser admitidos como aspirantes.

La explosión causó un profundo cráter en la calzada y alcanzó de lleno a una furgoneta de transporte público, que quedó totalmente destrozada y en la que viajaban varias de las víctimas mortales, explicó el comisario de Policía de la provincia de Diyala, coronel Walid al-Azawi.

Al-Azawi dijo que el atacante suicida condujo su automóvil hacia un grupo que estaba reunido ante la estación de policía de al-Nallda, cerca de unas barreras de concreto, para solicitar empleo como policía.

"Parece que un camión blanco se estacionó en el corazón de esta zona, frente a la estación de policía, y estalló. Ahora no parece algo grande. Solamente se trata de civiles en estos momentos", dijo el capitán del ejército norteamericano Marshall Jackson a AP.

La detonación destruyó los negocios cercanos y convirtió varios automóviles en pedazos calcinados de metal. Cuerpos mutilados y quemados estaban tendidos en la calle entre charcos de sangre y montones de escombros.

El cuerpo de una víctima quedó bajo un muro de concreto, mientras que equipos de emergencia llevaban a heridos y muertos a las ambulancias que los esperaban.

Varias ambulancias llegaron al lugar de los hechos y llevaron a los muertos y heridos a un hospital cercano, mientras la policía acordonaba la zona alrededor de la estación, impidiéndole el acceso al área incluso a los medios de comunicación.

La estación de al-Nallda es empleada como centro de reclutamiento para iraquíes que quieren ingresar a la policía.

Bakuba ha sido el epicentro de una serie de ataques contra la coalición encabezada por Estados Unidos desde el inicio de la invasión en marzo del 2003, pero también han sido realizadas acciones contra la policía iraquí, considerada un blanco más fácil que las bien equipadas unidades norteamericanas.

El 19 de julio, un transporte de combustible se lanzó contra una estación de policía en el suroeste de Bagdad, causando la muerte de al menos nueve personas y heridas a más de 60 al detonar.

Las autoridades iraquíes esperan que los ataques continúen y se intensifiquen conforme el país se prepara para una conferencia nacional programada para fines de mes, que sería un probable blanco de terroristas.

El mismo miércoles, una bomba colocada al borde de un camino causó la muerte de un soldado norteamericano y heridas a otros tres mientras realizaban un patrullaje en el norte de Irak, dijo el ejército.

Los soldados, de la I División de Infantería, se encontraban en un Humvee blindado cuando la bomba estalló a las 20.15 del martes en el poblado de Balad-Ruz, 64 kilómetros al noroeste de Bagdad, de acuerdo con el vocero militar, sargento Robert Powell.

Irak anunció para el sábado una conferencia nacional donde mil delegados de diversas regiones elegirían a una asamblea interina, en un paso crucial para la democratización del país en medio de una creciente campaña de terrorismo y secuestros.

Los soldados de la coalición encabezada por Estados Unidos y las fuerzas del Ministerio del Interior de Irak ayudarán a las autoridades a proteger a los asistentes al acto de tres días de duración.

La conferencia, estipulada por las leyes promulgadas por la ex autoridad de ocupación norteamericana, iba a terminar a fines de julio, pero tuvo que ser ret dijo el presidente del encuentro, Fuad Masum.

"Se tuvo la idea en las Naciones Unidas de suspender la conferencia debido a una falta de preparativos, desde el punto de vista técnico y otros. No queremos hacerlo sin la ONU", dijo Masum.

Sin embargo, la ONU quería una suspensión aún mayor, con lo cual no estuvieron de acuerdo los organizadores.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores