Papa visita el Santuario de Lourdes en Francia

Hasta 300.000 personas llegarían a esta aldea enclavada en los Pirineos, para acompañar al Papa en su visita de dos días a la gruta donde Santa Bernardita tuvo visiones de la Virgen en 1858.

14 de Agosto de 2004 | 09:07 | AP

LOURDES, Francia.- Con una salud frágil, el papa Juan Pablo II llegó hoy a Francia, donde se unirá a otros peregrinos enfermos durante un fin de semana de oración en el Santuario de Lourdes, al que acuden los católicos en busca de esperanza, paz interior y curas milagrosas.

Hasta 300.000 personas llegarían a esta aldea enclavada en los Pirineos, para acompañar al Papa en su visita de dos días a la gruta donde Santa Bernardita tuvo visiones de la Virgen en 1858.

Desde su silla de ruedas, el Pontífice saludó al Presidente francés Jacques Chirac y a su esposa Bernardette, sobre la pista del aeropuerto de Tarbes. Chirac y su esposa besaron el anillo de Pescador del Pontífice, y lo escoltaron hasta un inmueble en la terminal.

Luego, con voz sonora pero con algunas dificultades para pronunciar las palabras, Juan Pablo reconoció la herencia francesa de "cultura y fe", y habló sobre sus planes para visitar la famosa gruta en Lourdes.

"Con profunda emoción, quiero unirme a los millones de peregrinos que vienen a Lourdes cada año desde todos los rincones del mundo, a fin de confiar a la Madre del Señor las intenciones que ellos llevan en sus corazones, y de pedir su ayuda e intercesión", dijo el Papa.

Chirac habló de la paz, así como de la lucha contra el odio y el racismo, "particularmente urgente ante los hechos crecientes de fanatismo e intolerancia". Recientemente, Francia ha luchado por combatir los actos de violenta antisemita y los hechos de vandalismo en cementerios judíos y musulmanes.

Chirac consideró que Lourdes, la segunda ciudad más visitada por los peregrinos católicos después de Roma, es "un lugar de fe y esperanza".

Al Santuario de Lourdes, donde los fieles rezan, enciendes velas y beben agua de un manantial, se le atribuye un poder curativo de las enfermedades. Sin embargo, el Vaticano informó que el pontífice de 84 años no busca una cura para el Mal de Parkinson y otros problemas de salud que lo aquejan.

El Papa se dirigirá al santuario para orar y beber del manantial descubierto por Santa Bernardita. Miles de peregrinos estaban formados en las carreteras aledañas, a la espera de presenciar el paso del Papa.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores