Gobierno colombiano limita a internet diálogo con la guerrilla

El comisionado presidencial de paz informó que el Ejecutivo no negociará directamente un intercambio de rebeldes presos por secuestrados ni designará a unos delegados para tal fin, como lo exigen las FARC.

26 de Agosto de 2004 | 13:40 | DPA
BOGOTÁ.- El gobierno de Colombia respondió al rechazo de las FARC a su oferta de canje advirtiendo que no se reunirá con ese grupo y que en adelante sólo negociará a través de Internet, lo que constituye un nuevo retroceso en un posible acuerdo para resolver la crisis de los rehenes en Colombia.

El comisionado presidencial de paz, Luis Carlos Restrepo, notificó que el Ejecutivo no negociará directamente un intercambio de rebeldes presos por secuestrados ni designará a unos delegados para tal fin, como lo exige el grupo insurgente.

"La única persona facultada para adelantar negociaciones con los grupos armados ilegales es el comisionado de paz y, en el caso de la liberación de los secuestrados por parte de las FARC, tenemos un facilitador que es Suiza y hemos propuesto un canal de comunicación que es la vía Internet", aclaró el funcionario.

Según Restrepo, el correo electrónico permitirá a las partes avanzar muy rápidamente sin que los rebeldes continúen utilizando el tema de su seguridad como excusa para no negociar.

"Nos hemos dado cuenta de que cada vez más hay excusas de parte de las FARC, por lo que creemos que hay que diferenciar las dos cosas: una es la política de seguridad democrática, otra la voluntad indeclinable del gobierno de sacar adelante el acuerdo humanitario", declaró.

Con este anuncio, el gobierno volvió a dejar en manos de la guerrilla un posible acuerdo, después de que ésta rechazó "como poco realista y seria" una oferta unilateral de canje que preveía la liberación de 50 insurgentes condenados por delitos políticos a cambio de la entrega de unos 60 rehenes, incluida la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y tres asesores estadounidenses.

No obstante, la comandancia de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, marxistas) renovó su disposición a negociar cara a cara con el gobierno y para tal efecto le solicitó que nombre unos delegados y garantice la seguridad para los suyos.

En opinión del ex presidente Ernesto Samper (1994-1998), un impulsor del acuerdo, la decisión del gobierno de limitar a Internet el contacto con los rebeldes es "poco seria" y resta opciones a la realización de un intercambio.

"Éste no es un intercambio de mercancías, en el que usted me da zapatos y yo le doy ollas. Estamos hablando de personas y el Internet es un medio público, indiscriminado y no confiable para hacer esta negociación", dijo el ex mandatario en entrevista con la cadena radial RCN.

Asimismo, Samper reprochó que el gobierno no designe a unos negociadores que se dediquen exclusivamente a explorar un convenio humanitario con las FARC.

"Es como decir que el Comisionado va y negocia con las autodefensas (paramilitares) y en las horas de almuerzo recibe mails de las FARC. Eso es poco serio. El encargado de las negociaciones debe mantener un compromiso total con ese proceso", sostuvo.

Por su parte, los familiares de los secuestrados valoraron la intención del gobierno de mantener abiertas las puertas a un canje, pero también dijeron que sin un espacio físico para la negociación, esa voluntad no podrá materializarse.

El analista Jaime Zuluaga consideró igualmente que las FARC, tras conocer la respuesta del gobierno, insistirán en que la negociación se realice de manera directa y dentro del país, así como que se les permita definir cuáles serían los rebeldes que saldrían de prisión en el marco de un canje humanitario.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores